Heather Mills: 'No soy una prostituta'

Hace apenas un mes salía a la luz la separación entre Paul McCartney y Heather Mills, pero es ahora cuando verdaderamente se ha desatado la polémica. La ex modelo, que está en trámites de divorcio con el ex Beatle, ha negado tajantemente las acusaciones vertidas contra ella que aseguran que hace años ejerció como prostituta de lujo. Algunos diarios acusan a Heather Mills de haber prestado sus servicios a algún miembro de la alta sociedad árabe, incluso de la realeza, a cambio de grandes sumas de dinero. "Yo no soy prostituta", ha declarado Mills a través de sus abogados, que tachan estas informaciones como falsas y de haber sido difundidas por "personas indignas de confianza a las que han pagado dinero por contarlas".

‘Por favor, dejénla en paz’
Incluso Paul McCartney ha tenido que salir en defensa de su todavía esposa ante tales acusaciones. El cantante de Liverpool, de 63 años, está realmente "furioso" por los ataques de que ha sido objeto Heather tras el anuncio de su separación, según publica el tabloide británico Daily Mirror. "No puedo creer la crueldad manifestada contra Heather, que ha sido y seguirá siendo una parte importante de mi vida", señala. "No hay nada que no conozca de su pasado. Absolutamente nada", quiso precisar el artista en relación a unas fotografías publicadas por el diario "The Sun", en las que aparece Mills desnuda junto a un modelo masculino.

Pese a su ruptura matrimonial, la pareja mantiene una relación amistosa y ha acordado criar juntos a su hija Beatrice, de dos años. McCartney asegura que hay días que habla hasta 10 veces con Heather para consolarla, en vista de la "caza de brujas" de que es objeto y que le ha dejado totalmente "hundida". El cantante pide clemencia y ha suplicado a los medios que dejen tranquila a la madre de su hija ante el acoso al que se está viendo sometida: "Por favor, déjenla en paz". Y añade:"Me gustaría que la gente supiese que Heather es una persona muy distinta de como se la presenta".

Más sobre: