Bertín Osborne, tras su boda: 'Me emocioné al recordar a mi madre'

Cansado, pero muy contento. Así se confesó Bertín Osborne tras su boda, el pasado sábado 10 de junio en Sevilla. Con la gran simpatía que le caracteriza, el cantante explicó que hacía años que no trasnochaba: "Ayer aguanté hasta las cinco y media de la mañana, hasta que sacaron el chocolate y los churros". La ceremonia, que se celebró en su finca sevillana, fue muy agradable y todo salió muy bien, según indicó el artista.

El momento del ‘sí quiero’ estuvo lleno de nervios y emoción. "Fue una sensación curiosa porque es como si no me estuviera pasando a mí. Se me escapó una lágrima cuando me acordé de mi madre, que hubiera sido la persona más feliz del mundo". Sin embargo, Fabiola se encargó de templar los nervios. "En la boda me estuvo tranquilizando ella a mí". En día tan especial, no podían faltar los invitados. Según Bertín, no hubo ninguna persona que estuviera por compromiso, sólo los amigos más íntimos y la familia. "Mis testigos fueron los amigos de la infancia".

Una más de la familia
Las hijas del cantante, Alejandra, Eugenia y Claudia, bailaron hasta el amanecer, según su padre, y están encantadas con Fabiola. "Las niñas están contentas y tranquilas, porque nada va a cambiar en su vida. Fabiola es una más de la familia". Como es habitual después de un enlace, los novios disfrutan de unos días de descanso en la luna de miel, aunque en esta ocasión los compromisos profesionales se lo impedirán. "Nos quedaremos en Sevilla, no nos vamos de luna de miel porque tengo que trabajar". Tampoco tienen pensado tener hijos en un futuro próximo, al menos eso es lo que aseguró el cantante: "No hemos hablado del tema".

Más sobre

Regístrate para comentar