MTV Awards Cinema: la noche donde la música premió al cine

La MTV no es sólo música. Por eso, la popular cadena estadounidense promueve una votación entre sus televidentes para saber a quién conceden ellos el "preciado" galardón cinematográfico (estatuillas en forma de palomitas de maíz; eso sí, doradas), en categorías tan sui géneris como Mejor Pelea, Actuación Más Sexy, Mejor Beso, y un largo etcétera de irreverencias llevadas con buen humor. En esta ocasión, la gala se celebró en los estudios de Sony, en Culver City (California), y estuvo presentada por una burlona Jessica Alba que no dudó en parodiar otras galas -véase la de los Oscar- más formales.

El beso de los vaqueros
Christina Aguilera (impresionante, mimetizada a lo Marilyn Monroe en sus mejores tiempos) fue la encargada de amenizar con números musicales la velada. No es la primera vez. En 2001 ya cumplió con estas lides. Jamie Foxx, el Ray Charles de celuloide más galardonado, también afinó voz y ganas para la ocasión... Y comenzó la retahila de premiados. La vencedora de la noche: De boda en boda, una comedia protagonizada por Vince Vaughn y Owen Wilson, que acabó la velada con tres galardones. Sin embargo, uno de los momentos más esperados fue cuando se entregó el premio a Mejor Beso. And the winner is... Nada menos que el protagonizado por los dos vaqueros de Brokeback Mountain. Recogió el galardón Jake Gyllenhaal quien, para regocijo de los asistentes, se mantuvo a prudencial distancia de Justin Timberlake, encargado de otorgarle el premio y, preocupado, tal vez, ante la posibilidad de que el público reclamara una demostración en vivo y directo de un beso tan aplaudido.

Mejor Pelea
Los ganadores de la categoría Mejor Pelea no pudieron asistir a la gala. Estaban demasiado lejos. En Namibia. Angelina Jolie y Brad Pitt obtuvieron la distinción por su interpretación, y monumental pelea, en Mr&Mrs Smith. Nada que ver con la realidad que les mantiene unidos y muy felices ante el nacimiento de Shiloh Nouvel Jolie-Pitt. Quien sí estuvo fue Jim Carrey, que se llevó sus Palomitas de maíz por Actor de toda una Generación. Por su parte, Jessica Alba (impresionantemente bella) dejó a un lado sus labores de presentadora, cuando recogió el galardón a la actuación Más Sexy (así la vieron los televidentes en Sin City). Haciendo gala de su sentido del humor exclamó: "Agradezco a todos los pervertidos que votaron por mí". Y la noche se extinguió con las chanzas de las estrellas.

Más sobre: