Gwen Stefani, la cantante del grupo No Doubt(que comenzó una venturosa carrera en solitario con su disco Love, Angel, Music, Baby), está de enhorabuena, tras convertirse en madre, por vez primera, a los treinta y seis años. La artista dio a luz, por cesárea, en el centro médico Cedars-Sinai. Su marido, el líder de Bush, se encargó de dar la noticia en un escueto comunicado: "La madre y el niño se encuentran muy bien". El pequeño, al que llamarán Kingston James McGregor Rossdale, pesó al nacer tres kilos y cuatrocientos gramos. De esta manera, Gwen Stefani estrenaba maternidad. No así su marido, quien es padre de Daisy Lowe, una adolescente de dieciséis años, fruto de la relación del músico con la diseñadora de moda británica, Pearl Lowe.

Trabajadora incansable
Al parecer, la cantante se dio cuenta de su estado durante la gira de su disco en solitario Love, Angel, Music, Baby, como si el baby del título fuera profético. Siguió trabajando hasta el quinto mes de embarazo y, a partir de entonces, se dedicó a esperar con ilusión al pequeño. Gwen Stefani, a lo largo de su dilatada carrera como cantante de No Doubt (grupo que formó con su hermana cuando apenas era una adolescente), ha logrado ganarse el respeto de todos, como icono de la "mujer rockera". En 2002, contrajo matrimonio con otro compañero de profesión, Gavin Rossdale, en Londres. Después de algo más de tres años de feliz matrimonio, la pareja ha tenido su primer hijo en común. Como curiosidad, esta dama de la canción es prima lejana de Madonna. De ahí ese aire de diva que inunda el escenario cada vez que se sube. Aunque ahora, por el momento, tendrán que esperar sus fans. Kingston James McGregor Rossdale, la necesita.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más