Shakira: 'Alejandro y yo somos muy buenos amigos. Le quiero mucho'

Las estrellas tienen venia para llegar tarde; incluso cuando son imagen de una conocida marca de relojes. Todo se las admite si, tras la espera, llegan al lugar de la cita radiantes, con la sonrisa de par el par y locuaces. A Shakira, como estrella internacional, se le disculpó la demora. Llegó tarde a la presentación de la campaña de Viceroy, en Barcelona; a punto estuvieron los periodistas de abandonar, irritados por la espera; y, sin embargo, bastó una sonrisa de la cantante colombiana, para que los ánimos se calmaran y las palabras fluyeran. Ella sedujo al personal hablando de "su parte catalana" (su segundo apellido, Ripoll, no deja demasiado margen de error a la hora de determinar de dónde procede la rama materna de su familia) y de la gira que se dispone a realizar, a partir del próximo catorce de junio, por toda España, iniciando el periplo en Zaragoza. "Ya era hora de que hiciera una gira como Dios manda en España", afirmó rotunda. Porque sus visitas, a veces fugaces, la han conducido de Madrid a Barcelona y poco más, cuando sus admiradores se multiplican por toda la geografía. "Yo llevo al público español en el corazón", acabó afirmando para derretir definitivamente a su auditorio.

Alejandro Sanz, ‘buenos amigos’
Como no podía ser de otra manera, se le preguntó por su relación con Alejandro Sanz. Y Shakira se rió. "No es de extrañar que después del vídeo (en alusión al videoclip La tortura) la gente pensara cualquier cosa". Pero después aclaró muy sonriente: "Alejandro y yo somos muy buenos amigos. Lo quiero muchísimo. Además, es muy amigo de Antonio". Antonio, claro está, es Antonio de la Rúa, su fiel novio argentino (hijo del ex presidente, Fernando de la Rúa) con el que, a pesar de los vaivenes informativos (se separan, no se separan, se separan...), la cantante mantiene una relación desde hace ya seis años. Según confesó en la rueda de prensa, con esa sonrisa de pícara buena, Shakira inicia una etapa muy especial de su vida: "Ahora, camino de los treinta, el reloj biológico me hace pensar en ser madre, pero todavía tengo cosas que hacer". Por el momento, triunfar con la gira Fijación Oral 2.

Más sobre: