Jugaba al despiste desde hace semanas, pero hay cosas que no se pueden esconder. Por eso, Britney Spears se ha decidido por fin a confirmar lo que era una realidad que muchos conocían pero nadie terminaba de dar por buena: que está embarazada de nuevo. La cantante lo soltó en el programa de David Letterman, como quien no quiere la cosa, cuando las especulaciones bullían desde hace semanas: "Si, estoy embarazada" contestó clara a la pregunta del entrevistador y añadió bromeando: "No te preocupes Dave, no es tuyo". Britney llegó al plató del programa con su hijo Sean Preston, nacido el pasado 15 septiembre, en brazos, y apareció con un vestido negro que no dejaba lugar a ninguna duda sobre su estado.

Esta nueva maternidad ha llenado de alegría a la princesa del pop, de 24 años, quien con 17, publicó su álbum debut One more time vendió millones de copias en todo el mundo, y por el momento no tiene intención de regresar a los escenarios desde que en 2004 lanzó un disco de grandes éxitos. El bebé que llegue será el cuarto hijo para su marido, el bailarín metido a cantante Kevin Federline, que antes de contraer matrimonio con Britney tuvo dos con su entonces novia, Shar Jackson.

El interés por la vida privada de la estrella, de hecho, ha sobrepasado en mucho al interés profesional y en los últimos meses ha copado las portadas por sus continuas dispuestas con Kevin, con amago de separación incluido, y por conducir con Sean en brazos mientras huía de los paparazzi.

Más sobre

Regístrate para comentar