Lolita habla por primera vez de su relación sentimental con Pablo Durán

Lolita Flores y Pablo Durán son protagonistas de la obra teatral "Ana en el trópico". Desde que se conocieron se hicieron inseparables, y es que este torbellino de pasión y arte ha declarado encontrarse feliz, enamorada y encantada con el caluroso recibimiento que el público le está dando en su debut teatral.

—Estás fantástica en la obra de teatro…
No me he visto nunca y no sé si me quiero ver. Soy muy mala crítica conmigo, no me gusta verme ni siquiera en los conciertos.
—¿En las escenas comprometidas con Pablo Durán es fácil o difícil proyectar la voz?
En ese momento es fácil, porque ya tengo a Pablo Durán en casa. Además, es un buenísimo actor y es de los que llegan a casa y me dice: «Mira, esto no me gusta como lo has hecho», porque él es actor de verdad, de los de escuela y me da siempre buenos consejos.
—Es, además, bonito que os hayáis encontrado en esta obra…
Sí, el destino, el hombre propone y Dios dispone. A mí me propusieron una obra de teatro, y no sólo he conocido lo que es hacer teatro, sino que he encontrado una estabilidad en mi vida con una persona maravillosa que comparte la vida conmigo.
—Esto es muy buena noticia…
Creo que ocultar las cosas cuando son de verdad y de corazón no tiene ningún sentido.
—Formas parte de esa estadística que dice que la mayor parte de los españoles se "enrollan" en el trabajo…
Es que soy una trabajadora, por lo que estoy más tiempo en el trabajo que en mi casa, y en mi casa, lógicamente, es raro que me enrolle con alguien.
—Este amor es quizá más bonito porque la única responsabilidad que tenéis sois vosotros.
Eso mismo ocurre en todas las parejas que nacen con una base de amor, sin ningún tipo de interés. Cuando hay amor de verdad, las palabras compromiso o espacio están de más, porque cuando hay amor, hay compromiso, complicidad, compañerismo, respeto y lo demás está de sobra.
—Se te ve enamorada. Además, el amor te ha llegado en un momento tan bueno que parece un regalo…
Yo creo mucho en Dios y en la vida a mi manera, y creo que la vida premia.

Más sobre: