Joaquín Cortés y marisa Jara, pareja sorpresa de la temporada

Aunque aseguraban que se seguían queriendo mucho, que mantenían una relación amistosa y que la ruptura había sido muy dolorosa para los dos, la modelo descartaba una próxima reconciliación, mientras que el cantante lo dejaba en puntos suspensivos. A partir de ese momento, cada uno se volcó en su carrera. Marisa viajó a Nueva York, la meca de las modelos, para cumplir con diversos proyectos. Pero recientemente regresó a España.

El flechazo
Al parecer, Joaquín y Marisa se conocieron hace unas semanas en un programa grabado en Barcelona. Y surgió el flechazo. Desde que cerró el capítulo de novias famosas —un elenco formado por Amparo Larrañaga, Goya Toledo o María Pineda,

sin olvidar la explosiva relación que mantuvo con Naomi Campbell, que a punto estuvo de saltar por los aires tras una crisis sentimental de la diosa de ébano—, al bailarín se le había visto siempre muy bien acompañado, pero siempre de mujeres anónimas, aunque no por ello menos espectaculares. Relaciones esporádicas que no llegaban a más. Lo que no ha conseguido en el amor lo ha conseguido en el flamenco: triunfar.

Su arte, su clase y su duende sobre los escenarios han conquistado a medio mundo, convirtiéndolo en nuestro embajador más internacional. No sólo eso. Ha coqueteado con el mundo del cine, de la moda y de la publicidad. Ahora sólo le queda una asignatura pendiente, y puede que la apruebe con ayuda de Marisa Jara.

Más sobre

Regístrate para comentar