Graceland, la mansión del rey del rock, Elvis Preseley, declarada monumento nacional

La casa de Elvis Preysler es el segundo lugar más famoso de los Estados Unidos, por detrás de la Casa Blanca, pero antes que lugares como el edificio Chysler en Nueva York o la cárcel de Alcatraz en San Francisco, la mansión del rokero por excelencia se ha ganado el título de monumento nacional. Graceland, la mansión de Elvis Presley, ha pasado a formar parte de la lista de los monumentos oficiales de Estados Unidos.

La residencia del "rey del rock", es detrás de la Casa Blanca, el reclamo turístico más visitado de norte América. Gale Norton, la secretaria del interior de los EEUU, se ha desplazado a Menphis (Tennessee), donde ha participado en el acto que ha hecho oficial la inclusión de Graceland en la lista de los monumentos oficiales americanos. Elvis vivió en esta casa desde los 22 años (marzo de 1957), hasta su muerte veinte años después (Agosto de 1977), y en la actualidad está sepultado en uno de los jardines junto a sus padres y abuela.

Peregrinación a Menphis
La mansión es un museo de su vida, es la meca para su fans y por ello recibe al año la visita de unos 600.000 turistas; muchos de ellos no saben que es Mount Vernon (residencia de George Washington, primer jefe de Gobierno del país), pero todos conocen Graceland.

Aquellos que se acerquen a Menphis, también podrán visitar una muestra sobre la activa vida nocturna del cantante: "Elvis After Dark". Debido a todo esto, tras su muerte, el rey del rock sigue facturando sumas multimillonarias, y más que sumará el próximo año, cuando el 16 de agosto se cumplan treinta años de la muerte del rey, aunque para muchos, como diría Andrés Calamaro; "Elvis está vivo".

Más sobre: