La familia, más unida que nunca, en la despedida religiosa de Rocío Dúrcal

Tras la despedida religiosa con la que han querido decir adiós a la artista, la familia de Rocío Dúrcal, juntos, de la mano, ha posado para la prensa sin poder reprimir las lágrimas durante dos breves minutos agradeciendo así con este gesto a los medios de comunicación el respeto que han mostrado por ellos.

La emocionada ranchera de Shaila
Pero antes del último adiós y según nos han contado allegados a la familia, la hija pequeña de la artista, Shaila, quien por cierto ha demostrado gran entereza en estos duros momentos y quien comentan se ha encargado de organizar todos los detalles del sepelio, le cantó a su madre una emocionada ranchera titulada Las Golondrinas acompañada por el grupo de mariachis Real El Jalisco, quienes habían recibido el permiso de la familia para rendir homenaje a esta gran dama de la canción frente a su féretro. Fue cuando Shaila ratificó que piensa seguir los pasos de su madre en el mundo de la música. Un camino que la pequeña del clan Morales ya había comenzado sobre todo al otro lado del Atlántico, donde ha cosechado notables éxitos; una carrera que decidió interrumpir para volver a casa y estar junto a su madre durante su tenaz lucha contra el cáncer, enfermedad que finalmente ha acabado con su vida.

'Junior' no ha parado de llorar
Comentan que emocionó a todos los presentes y a un Junior, que estos días hemos visto roto por el dolor, abatido y con una inmensa tristeza, un hombre que no ha parado de llorar desde que el pasado sábado por la tarde su mujer falleciera. Junto a él, para apoyarle en todo momento, han estado sus hijos, Carmen y Antonio, y un innumerable número de amigos de la artista, que desde que en la noche del sábado quedara instalada la capilla ardiente en la sala 17 del tanatorio de La Paz, han pasado por allí para dar el último adiós a Rocío Dúrcal.

Más sobre

Regístrate para comentar