27 MARZO 2006

La familia, más unida que nunca, en la despedida religiosa de Rocío Dúrcal

Ampliar
Shaila le cantó a su madre una emocionada ranchera titulada <i>Las Golondrinas</i> acompañada por el grupo de mariachis Real El Jalisco, quienes habían recibido el permiso de la familia para rendir homenaje a esta gran dama de la canción frente a su féretro<br><b>Pinche sobre la imagen para ver las ampliaciones 
Ampliar
<i>Junior,</i> que estos días hemos visto roto por el dolor, abatido y con una inmensa tristeza, cuentan no ha parado de llorar desde que el pasado sábado por la tarde su mujer falleciera 
Ampliar
Ampliar
Shaila, la hija menor de Rocío Dúrcal, llora desconsolada a la salida del servicio religioso con el que la familia se ha despedido de la artista 
Ampliar
La familia de Rocío Dúrcal ha posado juntos para la prensa sin poder reprimir las lágrimas durante dos breves minutos agradeciendo así con este gesto a los medios de comunicación el respeto que han mostrado<br><b>Pinche sobre la imagen para ver las ampliaciones y otras fotografías 
Profundamente emocionados, con unas lágrimas que no han cesado ni un momento, la familia de Rocío Dúrcal, más unida que nunca, despidió esta mañana a la artista, cuyos restos mortales han sido incinerados al filo del mediodía de hoy, en un emotivo servicio religioso, que en principio iba a ser de carácter privado, pero que finalmente, por deseo de la familia, quien ha demostrado siempre la inmensa calidad humana que los caracteriza, han compartido con todos los compañeros de la prensa que durante estos dos días han permanecido a las puertas del tanatorio y con algunos amigos que habían acudido esta misma mañana al tanatorio. La única consigna dada ha sido que por favor no se tomaran fotografías durante el responso que ha durado cerca de una hora.

La familia más unida que nunca
Una vez sentados todos los asistentes al responso, han llegado abrazados y con lágrimas en los ojos sus hijos, Antonio y Shaila. El único hijo de la artista lloraba desconsolado. Su mujer, Edurne, se levantó entonces y se sentó junto a él en el banco que ocuparon los tres hijos de la artista y su marido para consolar a su marido. Minutos después entraban, Antonio Morales, Junior abrazado por su hija mayor, Carmen, sin poder reprimir las lágrimas ambos.

Durante el responso además de ensalzar su carrera artística, por todos conocida, se ha destacado la calidad humana de esta mujer, única, irrepetible. Al término del servicio religioso un amigo de la familia, en calidad de portavoz, ha agradecido en nombre de los Morales-De Las Heras (como todo el mundo sabe el verdadero nombre de la cantante en María Angéles de las Heras Ortiz) a los Reyes de España, al Gobierno, a las Instituciones públicas, a todos sus amigos y a la prensa las muestras de cariño que han recibido durante estos días. También ha pedido que no olvidemos a esta gran dama de la canción y ha comentado que "a todos aquellos que quieran rezar un oración por Rocío, se lo agradeceremos". El responso ha terminado con un aplauso que ha pedido el sacerdote oficiante para la artista que se ha prolongado durante varios minutos y que ha puesto en pie a toda la iglesia.

- - -

Dale "Me gusta" a nuestra página de ¡HOLA! en Facebook

Más noticias sobre...