Elena Tablada: 'Sé lo que quiero y vivo mi vida sin que nadie me influya'

Es una mujer decidida, de grandes ojos azules cargados de expresividad. Su apellido Tablada es desde hace muchos años muy conocido en España. No hay que olvidar que su tía Vivian, una mujer de gran belleza y esposa del conocido especialista en comunicación y relaciones públicas Rafael Lozano, fue elegida «Lady Universo » en 1980. La madre de Elena Tablada comparte su vida desde hace quince años con el empresario español Javier Iturrioz, en su día propietario de aquel inolvidable Pachá de Ibiza. En los últimos tiempos, el apellido Tablada ha vuelto de nuevo a ponerse de moda, por decirlo de alguna manera, a raíz de la relación que Elena mantiene con el cantante David Bisbal. Elena, que quiere hacer del diseño de moda su profesión y para ello se ha preparado, ha estado estos días en España para amadrinar, en Madrid, la apertura de la primera tienda de Mango Touch dedicada únicamente a accesorios. Guapa, decidida, independiente y tímida. Así es Elena Tablada, quien, en primer lugar, nos explica el porqué de su pasión por la moda.

—¿Por qué la moda?
Desde pequeñita. Me ha encantado siempre, y ahora estudio Diseño, que me encanta.
—Hasta el punto de desfilar.
Sí, sí. Desde hace cinco años, desfilo para un conocido diseñador.
—Pero, aparte de Diseño, habrás estudiado algo más.
Hice Comunicación, pero porque mi madre me obligó, ya que yo sólo quería estudiar Diseño. Y cuando me gradué le dije: «Ya he estudiado lo que tú quieres, así que ahora voy a hacer lo que de verdad me gusta».
—Y comenzaste Diseño.
Sí. Me quedan seis meses para acabar Diseño de Accesorios en la Universidad.
—Seguro que quieres sacar tu propia línea.
No te equivocas. La quiero sacar en Miami.
—Un poco como a ti te gusta vestir.
Yo soy una chica de camisetas blancas y vaqueros. Y también de accesorios. Puedes ponerte un vaquero con una camiseta blanca, unos zapatos de vestir y un collar plateado, y vas elegante.
—También puedes hacer ese mismo conjunto «casual».
Efectivamente, con botas, camiseta blanca y sudadera.
—Pareces muy americana.
Lo que soy es muy cubana.
—Luego verás la vida del color del Caribe.
Coincido con los cubanos en su forma de ver la vida, en que tienen mucho salero. Saben lo que quieren y viven su vida sin dejar que nadie les influya. Como yo. A mí me encantaba España, pero me fui a Estados Unidos.
—Aun siendo española.
Aun.
—Pero te vas a América siendo una niña.
Así es. Luego regresé a España para estudiar Enseñanza General Básica y Curso de Orientación Universitaria. Después me marché nuevamente a Miami porque necesitaba un cambio.

Más sobre: