Su estrella vuelve a brillar. Y lo hace con más intensidad que nunca. Quince años llevaba Mariah Carey sin ganar un premio Grammy. Aunque la diva optaba a ocho y sólo logró tres en el apartado de R&B (mejor album, mejor canción y mejor interpretación femenina), éstos rompieron su mala racha. Y es que, tras dominar las listas de éxitos en los noventa, su disco The Emancipation Of Mimi ha supuesto un triunfal regreso a la actualidad musical despues de varios años de capa caída.

Sigue sumando premios
A los prestigiosos galardones logrados el mes pasado, hay que sumarle los dos premios Soul Train que recibió la pasada semana en California (al mejor álbum y al mejor sencillo por The Emancipation of Mimi y We Belong Together). Éste ha sido el mejor y más exitoso año de mi vida", dijo al recoger las estatuillas. Prueba de que la mala racha ha pasado es su intención de volver a intentarlo como actriz después del estrepitoso fracaso de Glitter (2001), donde interpretaba a una cantante en ascenso. Según ha informado la revista especializada "Variety", en la película independiente Tennessee será una camarera que busca a su padre desaparecido junto a sus dos hermanos. El menor de ellos padece leucemia.

Rodando en París
Y mientras comienza el rodaje, previsto para primavera, Mariah Carey sigue disfrutando de su renovado triunfo. Estos días graba el vídeo musical de su nuevo sencillo, Say something, en París, ciudad que ha revolucionado con su presencia. En los lugares más emblemáticos de la ciudad del Sena, la artista, que viaja acompañada por Pharrell Williams, coproductor del tema, y el rapero Snoop Dogg, que canta la canción con ella, se ha mostrado tan sensual como siempre. Las escenas se han rodado en los Campos Elíseos, en el emblemático puente de Alejandro III y en el interior de la boutique de Louis Vuitton. Según comenta la prensa francesa, la estrella ha tenido tiempo también de renovar su vestuario en las mejores tiendas de la capital francesa.

Más sobre

Regístrate para comentar