Rosa: '¿Que si estoy enamorada?... Me llevo bien con muchas personas'

Con la misma humildad e ilusión que cuando apareció por primera vez en «Operación Triunfo 1», así se ha presentado Rosa López al concurso de TVE «¡Mira quién baila!». Unas cualidades que, sin duda, han hecho de ella una de las favoritas de la audiencia, como se ha podido comprobar en los primeros programas del popular concurso donde la cantante granadina ha arrasado. Rosa ha decidido dejar a un lado los nervios para disfrutar de esta nueva oportunidad, que ella califica como «un nuevo tren». Una tarea en la que le ayuda su amigo y profesor de coreografía Javier Castillo,«Poty».

—¿Cómo has afrontado este nuevo proyecto, Rosa?
Con mucha ilusión, porque, entre otras cosas, me sirve para aprender. Pero tengo nervios porque es otro programa distinto. Esta es una nueva aventura, un nuevo tren. Ya he pasado bastantes nervios en mi vida y lo que quiero ahora es disfrutar.
—¿Qué es lo que más te está costando en «¡Mira quién baila!»
Lo más difícil es aprenderme la coreografía. Además, temo no tener tiempo para ensayar, y ¡me dan miedo los tacones! Me he probado varios modelos y siempre me hacen rozaduras porque tengo los pies como una pala.¡Lo que hay que aguantar! ¡Tantas horas..!Me voy a tener que poner unas plantillas...
—Rosa, estás espectacular. ¿Es que te estabas preparando para tu regreso a la televisión?
Me encuentro muy bien físicamente porque me estaba cuidando un poquito para mi próximo disco.
—¿Cuál es tu receta mágica?
Mucho deporte. Hago tres horas diarias con mi amigo y entrenador Manolo López López. Todos los días vamos a correr una hora por el parque municipal y luego me lleva a la piscina; después, cuarenta y cinco minutos de bici...Así que, por lo menos, estoy suficientemente entrenada para aguantarlo todo. Para tener una buena coordinación, lo único que doy son clases de batuka en el gimnasio.

Más sobre: