Kevin Federline defiende su matrimonio con Britney Spears

Todo lo que rodea a Britney Spears es noticia, y más si se trata de su matrimonio con Kevin Federline. Hasta la menor de sus disputas domésticas se examina con microscopio y esa parece ser la razón por la que los rumores han apuntado directa y constantemente en las últimas semanas a su separación. Pero el bailarín metido ahora a cantante, quiere zanjar cualquier tipo de especulación y comentó en una entrevista concedida al locutor de radio Ryan Seacrest que la relación con su mujer es "maravillosa" y que todas las historias sobre que Britney le había echado de la mansión que comparten en Malibú cansada de las juergas de Kevin, son falsas; "de ninguna manera", fueron sus palabras. Y su más preciado bien, el Ferrari plateado que le regaló Britney y luego, según se dijo, le quitó harta de fiestas y amigotes, sigue siendo suyo. Fue remolcado por una grúa hasta un taller local porque el motor se estropeó.

Como una familia feliz
Pero los esfuerzo de la pareja -que recientemente posaban en la portada de People con su hijo Sean Preston- por parecer a los ojos de todos como una familia feliz van más allá. Recientemente aparecieron los tres en la fiesta de lanzamiento del programa de software de póquer Palms Home Poker Host que el padre de Britney, Jaime Spears, ha lanzado tras asociarse con los hermanos Maloof, dueños del Palms Hotel y Casino en Las Vegas, en lo que ha sido visto como un doble golpe de efecto: por una parte, la cantante se presentaba feliz y sonriente como pura encarnación de la familia media americana y por otra su padre se veía beneficiado por la presencia de su hija y la atención que atrae.

La madre de la artista, Lynn, defendió en una entrevista al programa de TV Access Hollywood la relación de Britney y Kevin e incluso aseguró que la pareja tiene "un lazo muy especial". Pese a que los medios han señalado que su ex marido y ella ven con ojos suspicaces la relación de su hija con Federline, Lynn dijo que es "muy cercana" y que el aspirante a rapero es un padre dedicado (y experto ya que tiene otros dos hijos nacidos de una relación anterior) que "cambia pañales".

Una madre sobreprotectora
Todo parece ir tan bien entre la pareja que Britney Spears ha decidido prestar su apoyo a Kevin en la incipiente carrera discográfica de éste último. Tras la publicación a través de internet del primer single de su marido, PopZao, la intérprete de Baby, one more time se ha dado cuenta de que la cosa va en serio y ha cantado los coros de algunos temas que forman parte del disco debut del bailarín. No es sin embargo probable que se cumpla el deseo de la cantante de ser madre de nuevo a corto plazo. Según comentó su marido en la radio "están esperando" porque aún es demasiado pronto. Mientras, Britney sigue del todo volcada en su pequeño Sean Preston gracias a cuyo nacimiento ha experimentado, según su madre, un grado de felicidad nunca visto en ella. La princesa del pop es, a ojos de Lynn, una madre entregada pero quizá demasiado sobreprotectora : "Es muy selectiva, no deja que cualquier persona lo tome en brazos. Eso sí, a mí me lo permite".

Más sobre: