Soraya: 'Soy una mujer con corazón de fuego'

Nunca antes de Operación Triunfo se había subido a un escenario. Sin embargo, su seguridad ante el micrófono, y su voz contundente, le valieron un puesto de honor en esta edición.
"Salió el día cinco de diciembre y estoy muy contenta. Ha quedado un disco muy bonito. No podía esperar menos de Kike Santander. Me siento un poco madre, porque es algo mío, que yo he hecho, y que me ha costado mío. Lo hemos grabado en poco tiempo, pero ha sido muy intenso. Un disco no es algo fácil", nos dice emocionada.
- ¿Qué ha supuesto tener un padrino como Kike Santander?
Tener como productor a Kike Santander es como dar un paso al frente. Sabes que todo lo que toca Kike se convierte en magia. Me ilusiona, porque veo que las cosas me pueden ir un poco mejor. Pero he de tener los pies en el suelo, porque sé que esto hay que trabajárselo mucho. Te ayuda a tener algo más de nombre y tener las puertas abiertas a nivel internacional, en Sudamérica. Él trabaja en Miami y tiene proyectado moverme por esa zona.
-¿Qué queda de aquella azafata que entró en un concurso de talentos?
La vida no me ha cambiado. Me ha cambiado mi tiempo. Tengo ahora un trabajo nuevo, pero sigo siendo la misma persona de siempre, sigo en contacto con la misma gente, junto a mi novio. Ni la vida ni mi personalidad han cambiado. Permanece la base, el pilar, que es mi familia.
-¿Cómo es Soraya, entonces?
Sigo siendo la misma. No ha cambiado nada. Igualmente sociable, que sale a la calle y coge el autobús y el metro. Natural y humilde, como he sido toda la vida.
-¿Es Soraya una mujer con corazón de fuego?
Total. Sin duda alguna. Aparte de ser lo elegimos directamente como título del álbum, porque nos pareció que captaba perfectamente la imagen de Soraya; era una pincelada de su personalidad y... ¿por qué no ponerla como título? .
-¿Qué es lo que más valoras?
Ahora mismo, lo que más valoro es la tranquilidad, quizá orque la necesito. Trabajo con un instrumento muy delicado, la voz, y tengo que cuidarlo mucho. Valoro mucho el buen trabajo, el que salga todo bien, la perfección.
- Nunca antes habías probado suerte en la música, nunca antes te habías subido a un escenario…para algunos tener un disco en la calle después de mucho esfuerzo, pero para ti ¿qué significa?
Yo jamás había pensado en dedicarme a esto. Si no, supongo que me hubiera presentado a otras ediciones. A mí me gustaba cantar y sabía que tenía buena voz, pero no imaginaba que en tres meses la vida me iba a cambiar tanto e iba a tener la oportunidad de algo tan difícil como sacar un disco.
-¿Hasta donde llegan tus sueños?
Yo sueño hasta despierta. No pongo límites a mis sueños. Que me lleven donde quieran, sobre todo con mi esfuerzo.
- No se te subirá la fama a la cabeza.
Para nada. Sigo rodeándome de la misma gente. De mi novio. Sigo volviendo a mi casa por Navidad... y todo lo que puedo. Lo importante para que nunca se te vaya la cabeza es mantener el mismo círculo: a tu familia, a tus amigos. No intentar llevar esto sola nunca, escuchar los consejos de los demás, aceptar las críticas. Rezo para la fama no se me suba nunca a la cabeza. Sería el final de mi carrera profesional, porque me convertiría en otra persona y perdiera la esencia.
-¿Ambiciosa?
Soy una mujer muy ambiciosa. Siempre digo que aquí en España se concibe la ambición como algo malo y, para mí, es todo lo contrario. Es ser una persona que quiere tirar para adelante, que consigue y no se para. Yo siempre quiero más.
- Y también perfeccionista.
Sí, claro. Eso siempre. Lo llevo siendo toda la vida. No basta con hacerlo todo bien, sino mejor. Perfecto.
-¿Pensaste en algún momento que podías ganar?
Sí, claro que lo pensé. En el momento en el que estás entre los tres últimos, piensas que tienes opciones. Yo no quería ganar, porque no era mi meta. Me imaginaba que no sólo el ganador iba a recibir una carrera. Dentro de mi corazón sentía que a los tres primeros nos podrían dar una carrera.
-¿La seguridad es tu mejor virtud?
La seguridad y la naturalidad. Soy muy natural. Me salen bien las cosas cuando las improviso y mal cuando las tengo preparadas.
-¿Qué piensa tu novio de tu triunfo?
Él sigue teniendo la misma vida. Está muy contento, porque ve que estoy disfrutando y haciendo algo que me gusta. Sólo con estar a mi lado y verme feliz, él se siente feliz y contento.
-¿Tu mejor amigo de "Operación Triunfo"?
Víctor, es un amigo para toda la vida. Confío en él plenamente. Le puedo contar cualquier cosa, igual que él sabe que puede contar conmigo. Somos bastante parecidos: personas muy claras y naturales. Lo admiro totalmente.
-¿Cómo pasarás la Navidad?
Tengo los días 24 y 25 libres. Quiero preparar una noche especial, en la que estemos todos juntos. Algo muy tranquilo. Y quedarme en casa con mi novio y celebrar, como a él le gustan, unas Navidades más nórdicas y hogareñas, con el árbol, y los regalos, que los daremos en Nochebuena, con los calcetines de Papá Noel.
- Serán muy especiales.
No hay que olvidar que el 2005 ha sido para mí un año mágico. Este más que nunca he notado una influencia mágica durante todo el año. Me han pasado cosas especiales: he sacado un disco, tengo un trabajo que realmente adoro con el corazón y en el que estoy muy volcada... pero no me puede afectar a nivel familiar. No voy a pedirle nada a Papá Noel ¿Qué más quiero? Tengo a mi chico, un disco y el apoyo de una discográfica, con Kike Santander, que es lo mejor que me podría pasar. El resto serían caprichos.
-¿Te consideras una mujer coqueta?
Mucho. Antes lo era y ahora un poco más. La imagen vende y es mi trabajo y me tengo que cuidar más que nunca.

Más sobre: