Madonna, rodeada de sus amigos, asistió al estreno de un documental sobre su vida

Junto a su marido, Guy Ritchie, y rodeada por sus mejores amigos, entre los que estaban la diseñadora Stella McCartney, y la actriz Gwyneth Paltrow (recién llegada de España, donde ha acompañado a Chris Martin durante los días que el cantante estuvo en nuestro país con su banda Coldplay), Madonna asistió al estreno del documental I'm Going to tell you A Secret (Voy a decirte un secreto) sobre su vida que se emitirá el próximo 10 de diciembre en el canal 4 de la televisión británica.

Siempre rodeada de polémica, mientras la canción Hung up, primer sencillo de su nuevo disco Confesssions of a dance floor, sigue por tercera semana consecutiva en el primer puesto de las listas británicas de hits, hay quien acusa a la diva del pop de plagio (El posible demandante se llama Dominic King y ha dicho ante los medios que la segunda canción del nuevo elepé de Madonna copia una parte del tema Fate, interpretado por Chaka Khan y compuesto por el propio King).

Ella, por el momento, ni se inmuta, y asegura que ahora quiere dirigir cine siguiendo el ejemplo de su marido. Tanta energía parece haberla heredado su hija, Lourdes María, más conocida como Lola, quien muestra en cada aparición pública que su madre sí está cumpliendo aquello que dijera en 2001, cuando la pequeña (nacida de su relación con Carlos León) tenía cinco años: "Mi hija será la niña mejor vestida del mundo". Pero no es sólo en el mundo de la moda, en el que parece dispuesta a emular a su madre. Según ha manifestado en una entrevista reciente "la ambición rubia", su hija "canta bastante bien y es una increíble bailarina", por lo que la artista no duda en termine convertida en una estrella, como también augura un futuro en el showbiz para su hijo Rocco.

Más sobre: