Christina Aguilera a un paso del altar

Sencilla, dicen que ha sido el adjetivo más utilizado por Christina Aguilera para definir su boda soñada. Sencilla pero larga, podríamos añadir. Al parecer, la cantante está organizando una fiesta que durará nada menos que tres días para celebrar su enlace con Jason Bratman, un productor discográfico que, definitivamente, ha robado el corazón de Christina Aguilera. ¿Y la fecha? The New York Post se aventura: entre el 19 y el 21 de noviembre, y no en diciembre como anunciaba la pareja. ¿Diana? En horas lo sabremos. Lo que sí ha trascendido es quién la vestirá, Christian Lacroix, y quien hará lo propio con las madrinas, Kai Milla (la esposa de Stevie Wonder, reina ahora del backstage de la pasarela).

Notas solidarias
La ceremonia, a pesar de los tres días de fastos, será muy íntima. Sólo han sido invitados familiares y amigos. Lo que no sabemos es cuántos amigos tiene la pareja. Christina Aguilera y su futuro marido son novios desde hace tres años. Y han querido darse "el sí quiero" sin grandes aspavientos. Pero esto no es posible cuando se es una estrella de la talla de Christina Aguilera. Todo se ha descubierto: se casan en Napa Valley, al norte de California. La novia llegará al exclusivo Staglin Family Winery en un Rolls Royce Phantom. Ya se han preocupado de desplegar una carpa, para evitar que las imágenes del sí quiero trasciendan a la prensa. Sin embargo, hay quien habla de una exclusiva a la revista People. También lo sabremos en las horas venideras. Eso sí, entre tanto boato, tanto dime y direte, búsqueda de intimidad y fiesta a voces, Christina Aguilera (24 años)y Jordan Bratman (27) han querido hacer algo bien: han pedido a todos los invitados que no les regalen nada y que el dinero que pensaban invertir en el obsequio nupcial lo donen a una fundación para las víctimas de los recientes huracanes. Un gesto noble.

Más sobre: