Idaira, concursante favorita de OT esta semana en hola.com

La recta final tiene seis nombres. Y uno, el de Idaira, impulsado sin duda por el favor de un público entregado que, semana tras semana, ha ido salvándola de las nominaciones del jurado. Esta semana se enfrentaba Idaira a Lidia, la cordobesa con más "duende" del programa. La pugna fue reñida, pero al final se impuso la tinerfeña por un 59 por ciento de los votos. Lidia se fue con la mejor arma que ha esgrimido a lo largo de las once semanas de concurso: su sonrisa y un optimismo propio de la "buena gente". Se despidió con un emotivo tema de José El Francés, al que supo dar matices cargados de emotividad con el tema Me sobra la fe.

Seis finalistas y una carrera discográfica
Con la expulsión de Lidia, ya son seis los concursantes que pasan a la gran final. Idaira, Soraya, Sergio, Víctor, Fran Dieli y Edurne son los elegidos. Los damos en este orden, porque, poco antes de finalizar el concurso, Jesús Vázquez, leyó los resultados de las primeras llamadas, para tomarle el pulso a la opinión del público. Una vez más, Idaira se impuso al resto de compañeros. Y, sorprendentemente, Soraya, a la que jamás había nombrado el público como favorita, se sitúa en un inquietante (para el resto de compañeros en lucha por una carrera discográfica) en una notoria segunda plaza. Para los aficionados a este concurso, donde la voz y las puestas en escena se convierten en la principal arma de seducción, la emoción está asegurada.

El antes y el después
En la última gala se jugó al antes y al después. Cada uno de los finalistas volvió a interpretar el tema que, con los nervios a flor de piel, les sirvió como presentación en la primera gala. Y Víctor nos volvió a hacer volar con su tema Come fly with me; mientras Soraya interpretaba la primera canción que cantó sobre un escenario, Run to you; Edurne triplicó la sensualidad y conservó su voz que domina los altos; y así cada uno de los concursantes. Evolución, más que en la voz, en sus maneras sobre la escena. Se les vio más profesionales. Y ese era el objetivo de Operación Triunfo.

Más sobre: