Heather Mills: "La maternidad es el trabajo más duro del mundo. Habría que darles una paga a todas las madres"

Cuando finalmente pude volver al gimnasio, empecé gradualmente, con dos días a la semana, variando mis ejercicios con Pilates, yoga, bicicleta estática y pesas. Ahora lo hago cinco días seguidos, durante una hora al día, y dejo libre los fines de semana para permitir que mi tejido muscular se recupere.
—¿Cuál fue la parte más dura para volver a recuperar la forma?
—¡La disciplina de ir al gimnasio aunque llueva, caiga aguanieve o nieve, cuando todo lo que te apetece hacer es quedarte en la cama! Hago ejercicio cuando mi hija duerme y mi hermana Fione se queda con ella. Es la única hora del día que tengo para mí misma, pero me da la energía que necesito para sobrellevar nuestro ajetreado estilo de vida.
—¿Se ve usted trabajando otra vez de modelo?
—Sólo he hecho de modelo una vez en los últimos cinco años y fue para INC,el grupo que pertenece a los almacenes Macy ’s en Estados Unidos, que nos ayudaron a recaudar miles de dólares para nuestra organización benéfica Adopt-a-Mine- field, en el dos mil uno, donando un porcentaje de las ventas de ropa. Como tales ventas se dispararon, me pidieron que hiciera tres campañas más. Disfruto haciendo de modelo y me encanta el hecho de que ya no tienes que ser una adolescente para hacerlo.

Ser madre...
—¿Ha sido fácil para usted la maternidad?
—La maternidad es el trabajo más duro del mundo. A todas las madres había que darles una paga. Ahora, volver a trabajar suena como a vacaciones, aunque,por supuesto, adoro a mi bebé. Siempre que hablo con mis amigas dicen que cuanto más tiempo estás en casa, más seguridad pierdes en ti misma. Eso es absolutamente cierto. Yo acabo de contratar a una niñera para tener un poco más de tiempo para mí.
—Usted debe estar encantada con el nacimiento del bebé de Stella McCartney, la hija del Paul, su esposo.
—Estoy superencantada por ella, porque será una mamá magnífica, igual que Alasdhair será un padre maravilloso.

Más sobre: