Tras un inicio de gira en San Diego (California) el pasado 28 de marzo, U2 ha llevado su espectáculo, Vértigo 2005, a 28 ciudades de Norte América, 32 en Europa y en otoño volverán a Estados Unidos para ofrecer 50 citas más. Este fin de semana celebran su primer concierto en España, el domingo en Barcelona, y la próxima semana actuarán en San Sebastián y Madrid. En los tres casos la banda colgó el cartel de no hay entradas desde hace meses y en un tiempo récord. Y para récord las cifras que la banda más grande del planeta maneja en cada uno de sus desplazamientos. Nos colamos en el backstage de U2 para descubrir que:

1. La banda lleva un total de 69 camiones, 30 de ellos llegan cada día a su destino y tres convoys de 13 camiones cada uno, se anticipan para que los escenarios puedan estar montados en un periodo máximo de 3 días.

2. U2 contrata a 200 personas fijas que forman el staff de su gira y que dividen en tres grupos. El primero agrupa a unas 30 personas entre los propios miembros de banda y personal de su management y seguridad; se aloja en hoteles de lujo; y suele viajar en jet privado. Los otros dos suman más de 150 personas e incluyen catering, técnicos de sonido... Se alojan en hoteles de 4 estrellas y parte de este grupo viaja por carretera inmediatamente después de cada show mientras el resto lo hace en avión como avanzadilla de la expedición.

3. Además contratan en cada ciudad que actúan entre 25 y 30 personas como personal local que ayudan ultimar al montaje del espectáculo.

4. La gira cuesta 2 millones dólares por semana, indiferentemente de si la banda actúa o no. Lo más curioso es que hasta el concierto número 50 de la gira, que fue el pasado 27 de julio en Oslo, no cubrieron costes.

5. Allá donde van se convierten en todo un fenómeno. Desde día antes del espectáculo funciona la reventa de las entradas que siempre alcanzan las tres cifras (unos 300 euros en el caso de Madrid.

6. La demanda para presenciar su directo es bestial: las 80.000 entradas de Barcelona se agotaron en ocho horas; las 40.000 de San en seis horas y las 54.000 de Madrid en apenas nueve horas, superando todas las expectativas y generando un fenómeno sin precedentes en la historia musical de nuestro país. Pero el fenómeno no es propio de España. Baste como ejemplo las 260,000 entradas que se vendieron en menos de 3 horas en el Reino Unido.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más