Claudio Baglioni, un galán de la música

Regresas al mercado después de catorce años ausente ¿a que te has dedicado durante ese tiempo de ausencia?
Me he dedicado al silencio. Para un artista es importante pararte a pensar, a mirar la vida de otra manera. Alguna vez se me ha pasado por la cabeza dar por concluida mi carrera como artista, porque creo que es casi imposible ser toda la vida intuitivo y tener la capacidad de proponer al público canciones y argumentos interesantes, música bellísima. La única manera para sobrevivir a esto es no aburrirse y tener una curiosidad constante, probar otros estilos y colaboradores diferentes. Para mí es un privilegio poder seguir realizando un trabajo como este, especialmente para un hombre como yo, tímido, porque puedo hablarle de mí al público y obtengo una respuesta.

¿En quién te inspiras a la hora de componer?
Un músico para componer tiene que ser como un ladrón bueno, claro está, que se apropia de las historias que los demás no logran ver. Es lo más difícil, buscar la emoción, la novedad y la también la capacidad de ser un hombre distinto del resto.

Más de tres décadas al pie del cañón, ¿Cuál crees que es el secreto de tu éxito?
No creo que haya una medicina o un secreto en particular, pero pienso que las ganas de trabajar duro y el coraje de evolucionar como artista y no hacer siempre lo mismo, es la clave, aunque corras el riesgo de obtener menos éxito del esperado. Soy un gran trabajador y me considero muy perfeccionista.

¿Como fueron tus comienzos?
Muy precoz, mi primer concurso fue hace cuarenta años, en 1965. Mi primera canción la escribí con seis años y es curioso porque la canción, que se llama "Señora Lía", habla de una mujer que engaña a su marido con su amante. No tuve muchas oportunidades, pero después de trabajar duro recibí mi primer sueldo, 1.500 liras, actuando en un espectáculo, casi de striptease, en un horrible teatro en Monte Sacro y con mis padres en el público. Y resultó ser un éxito.

Siendo hijo de un carabinieri y modista, ¿qué es lo que te inspiró para ser cantante?
Un caso porque un amigo mío participó en un pequeño concurso de nuevos talentos y yo como desafío participe también y quedé en segundo lugar. Todavía pienso que actuar no es un trabajo, es como una aventura, una trayectoria...Es por eso que me paro a meditar este éxito continuamente.

¿Quien es el artista de nuestro país que más admiras y con quién te gustaría cantar?
He tocado con Paco de Lucía, he cantado con Montserrat Caballé y Alejandro Sanz. Recuerdo una actuación con Joan Manuel Serrat y me gusta mucho Alejandro Sanz y por ejemplo me gustaría actuar con Juan Luis Jiménez de los Presuntos Implicados. Me gusta como persona, como amigo y como músico.

Triunfar durante tantos años en la música ¿que sueño te queda por cumplir?
Pienso hacer una ópera o una music hall nuevo, diferente, más espectacular, como por ejemplo en un estadio de fútbol con mucha gente. Mi último concierto en Italia fue en un escenario de 100 metros con 500 personas sobre el escenario y me gustaría hacer un espectáculo de este estilo. Pero debo decir que para mí ya es un sueño poder ser músico cada día.

¿Cuáles son tus próximos proyectos?
El festival solidario de música en Lampedusa, una pequeña isla italiana del Mediterráneo. Lo organizó anualmente y este año cumple la tercera edición y en la próxima pretendo que participen artistas de todo el mundo. Y mi otro proyecto más próximo es la grabación de mi nuevo álbum en italiano.

A los que no te conocen todavía pero que pronto se convertirían en tus fans. ¿Cómo te definirías?
Me encanta mi profesión, tengo una suerte increíble. Soy un cantante con una influencia clásica, me gusta muchísimo la música del melodrama Puccini, Verdi, pero también mi música es dinámica, enérgica, donde la melodía es importante y las letras también.

Un galán de la música...
Sí, me gusta esa definición

Más sobre: