Fran Perea y Verónica Sánchez, de nuevo juntos

Traspasaron los límites de la ficción y se convirtieron detrás de las cámaras en pareja... hasta que rompieron su relación. Fran Perea y Verónica Sánchez, al igual que en «Los Serrano», la serie que protagonizan —de nuevo la ficción supera a la realidad—, entraron en una dinámica de acercamientos y distanciamientos. Sin embargo, ellos ni confirmaron ni desmintieron en ningún momento en qué situación se encontraba su relación. Nunca han querido hablar de lo que les une ni de lo que les separa, pero últimamente se les ha podido ver juntos en diversas ocasiones.

Cuando los protagonistas juegan al despiste y no dicen esta boca es mía, se deja paso a la especulación y a las interpretaciones. Por ello, ya ha habido quien ha dicho que Verónica Sánchez encontró una nueva pareja después de que Fran Perea estuviera demasiado ocupado con la preparación de su nuevo disco. Bien es verdad que entre ellos podría quedar una buena amistad, aunque no menos cierto podría ser que donde hubo llamas aún pueden quedar brasas, y que la pareja haya decidido darse una segunda oportunidad retomando su relación. No obstante, remitiéndonos únicamente a los hechos, lo cierto es que la pareja vuelve a encontrarse cada vez con mayor asiduidad. En los últimos días recorrieron las calles de Madrid, almorzaron juntos y exprimieron los últimos momentos de descanso antes de que el actor y cantante se vuelque en su gira musical. También recientemente acudieron a una fiesta en Madrid y, fieles a su cuestionable estilo, se negaron a posar ante las cámaras, a pesar de que luego no se separaron. Eso por no mencionar las visitas de Verónica a los platós de rodaje de la última película de Fran.

En boca de todos
La pareja de triunfadores sigue su carrera al éxito sin dar tregua a la naturalidad con la que no desean vivir su relación. Pero sus escurridizas respuestas y su empeño por negar lo evidente provocan el efecto contrario al que desean: estar en boca de todos.

El artista malagueño, por exigencias del guión, cambió su 'look' modosito de 'Los Serrano' por otro que se pretendía 'macarra' —pero que se superó hasta tener reminiscencias del movimiento 'okupa'— y que ha mantenido de motu propio. A sus veintiséis años, no para de cosechar éxitos profesionales: al magnífico año en 'Los Serrano' suma la venta de más de 50.000 copias de su tercer trabajo discográfico —'Punto y aparte'— al poco de sacarlo al mercado. Cierra el triángulo su incipiente carrera como actor cinematográfico, tras terminar el rodaje de 'Los managers', de la mano de Fernando Guillén Cuervo, donde se ha codeado con Sancho Gracia y María Jiménez.

Pero su pareja catódica tampoco se queda atrás: ha compaginado las grabaciones de la serie de televisión que la han hecho tan popular con sus cada vez más sólidas incursiones en el mundo del cine: 'El calentito' y 'Camarón' —en la que da vida a 'La Chispa', la mujer de la leyenda del flamenco)— dan fe de ello.

Más sobre: