Mariah Carey supera su bache sentimental y profesional

Mariah Carey se encuentra espléndida. Así se puede comprobar en las imágenes tomadas en Barcelona con motivo de la presentación de su último disco "The Emancipation of Mimi" -Mimi es como la llaman sus amigos, aclaró Mariah-, cuyo single "We belong together" arrasa en Estados Unidos, suma el décimosexto número 1 de su carrera (se sitúa a dos canciones de superar a Elvys y los Beatles) y acalla las voces de todos aquellos que se atrevieron a augurar el final de su carrera, mientras la estrella asegura "no tengo sentimientos de venganza contra nadie, sólo doy gracias a Dios por mi éxito". Este trabajo, según la estrella, "es el mejor álbum que he hecho, el más sincero. Nadie pensaba que iba a tener el éxito que esta teniendo, por eso al componerlo no sentí ninguna presión" , de ahí el "Emancipation" del título, porque musicalmente se ha sentido libre para expresar lo que quería. Así, sus canciones hablan de amor, desamor y sexo con mucha autenticidad.

Con respecto a su vida personal, Mariah Carey ha dejado atrás también la pena del desamor, y es que sus últimos años no han sido nada fáciles no solo en el terreno profesional sino también en el sentimental, tras tenerse que enfrentar a la ruptura con el cantante Luis Miguel, de quien estaba absolutamente enamorada, y a las posteriores crisis nerviosas que esto le prudujo. Ahora, tan sexy como siempre y de nuevo con una expresión risueña en el rostro, reaparece con un mini vestido rojo escotadísimo y unas grandes gafas de sol negras, para confirmar que se ha superado a sí misma, así como los malos momentos del pasado.

Mariah Carey, a su paso por la Ciudad Condal, ha declarado que le encanta España y sin precisar dónde, aseguró que va a pasar sus vacaciones aquí con unos amigos. Aunque antes debe terminar su gira de presentación de su último trabajo por Europa, la estrella ha aprovechado su estancia de tres días en Barcelona para realizar salidas nocturnas a los locales más chic, visitar el parque de atracciones del Tibidabo y disfrutar de sol y playa.

Más sobre: