Jaydy Mitchel y Alejandro Sanz, ruptura definitiva

Es la crónica de una separación evidente, que no anunciada. Es el final —al fin— de tantos dimes y diretes, de un morbo profusamente alimentado ante la ausencia de declaraciones de los interesados y de una unión que ya no lo era a ojos de todos. Desde hace tiempo era un secreto a voces que carecía de confirmación «oficial». Ahora hemos podido saber de fuentes de absoluta solvencia que la separación entre Alejandro Sanz y Jaydy Mitchel es una realidad. Y definitiva. En su última aparición pública en Madrid con motivo de una entrega de premios no quiso aclarar su situación. Sin embargo, días después ya tuvimos conocimiento con toda rotundidad de la situación, que no tiene vuelta atrás. Por ello, nos pusimos en contacto con la bella mexicana, que actualmente se encuentra en su tierra natal. Jaydy, después de que le confirmáramos la solvencia de nuestras fuentes sobre la realidad de su momento, sólo quiso hacer un comentario al respecto: «Ante las situaciones difíciles lo más importante es superarlas… y olvidarlas». Y en eso está. Dicen que la distancia hace el olvido, quizá por ello hace tiempo que Alejandro y Jaydy pusieron tierra de por medio. El español se quedó en Miami, mientras que la mexicana se afincó en España. Polos opuestos y polos cruzados.

Jaydy, de viaje hasta septiembre
Ahora, la modelo ha tomado la decisión de pasar fuera de España todo el verano. Se marchó rumbo a México, donde permanecerá una temporada arropada por su familia y amigos. Y luego emprenderá otros viajes con otros destinos. Eso sí, siempre acompañada por Manuela, ‘el amor de mi vida y la que ocupa mi corazón’, como dijo recientemente. Jaydy no regresará a España hasta septiembre y cuando se enfrentará públicamente a lo que ha intentando evadir hasta ahora: que su separación es un hecho.

Comenzó con una crisis, un distanciamiento, un período difícil, pero que no tenía por qué ser definitivo. Pero el exceso de trabajo, ciertas fotografías, los incesantes rumores y la distancia hicieron el resto. Lo que empezó como un período de reflexión acabó en un punto de no retorno. La pareja ha entonado el se acabó, al mejor estilo María Jiménez, y pone fin a seis años juntos. Eso sí, con la intención de mantener una relación sin hostilidades por el bien de su única hija, Manuela.

Rumores, chismes y medias verdades
Frivolizar con una separación no es de buen gusto, pero cuando se deja un vacío tan grande a la especulación no se puede evitar que se cree una polémica que da lugar a todo tipo de interpretaciones. De ahí los chismes, las medias verdades (o medias mentiras) y las habladurías, que tanto daño han hecho. Jaydy callaba, pero no otorgaba. Una confirmación a tiempo hubiera evitado muchos sinsabores que ha tenido que soportar, ya que el cantante, al otro lado del charco, no ha tenido que lidiar con los rumores.

Más sobre: