Shakira alimenta el sueño de un Madrid Olímpico

Altas temperaturas para un Madrid que amaneció olímpico. "De Madrid al Olimpo", se atrevió a pronunciar Alejandro Sanz poco antes de interpretar, por sorpresa, junto a Shakira La tortura, un tema que ya es número uno en las listas de ventas de Colombia. El cantante madrileño rompía así con su promesa de no pisar Madrid -acosado como ha dicho sentirse por la prensa- y se lanzó "al ruedo" de la Puerta de Alcalá con su camiseta de Madrid 2012 y sus palabras de apoyo. La presencia de Alejandro Sanz era la guinda sorpresa de una tarta musical con nombre propio: Shakira y una primicia mundial, la presentación en Madrid de su nuevo trabajo discográfico, Fijación Oral.

Madrid se rinde a Shakira
A las nueve y media en punto apareció Shakira en un escenario montado con el fondo más madrileño que pueda imaginarse, la Puerta de Alcalá. Cientos de fans de la cantante colombiana llevaban, desde primera hora de la mañana, guardando sitio próximo al escenario para poder disfrutar de cerca de un concierto considerado histórico. Como no podía ser menos, Shakira logró seducir a todos los presentes con su mágico chorro de voz y sus composiciones llenas de fuerza. "Esta noche estoy aquí para apoyar a Madrid y su candidatura. No saben lo que significa para mí, además de darme la oportunidad de presentarles mi último disco, pues empecé a componerlo en las afueras de Madrid". Comenzó el concierto con una canción ya antigua que tiene a Madrid como escenario de un amor roto: Te dejo Madrid. Pero los asistentes no estaban dispuestos a dejar marchar tan pronto a su más querida artista. Poco después volvió a la carga con dos temas de su nuevo disco No y Día especial. Y en muy especial se convirtió la jornada cuando apareció Alejandro Sanz y cantó con Shakira La tortura. Un éxito sin duda, que invitó al público a bailar sin freno por las calles de Madrid. El Alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, estuvo allí como maestro de ceremonias que daba bienvenidas y repartía agradecimientos. Otro de los artistas que se subió al escenario y mostró su apoyo incondicional fue Miguel Bosé... Y tras el concierto, un castillo de fuegos artificiales. Porque Madrid, a un mes de la decisión del COI, aún está a tiempo de soñar.

Una candidatura llamada a romper récords
Desde la mañana del cálido domingo, miles de ciudadanos habían tomado, literalmente, el paseo de la Castellana. Y la gran avenida de la capital de España parecía un canal por el que cientos de personas fluían con sus gorros Panamá de paja y cinta roja en los que se podía leer el propósito de su visita: Madrid 2012. Y la ciudad batió un récord que ya tiene su lugar en el Guinnes de los Récords: se desplegó la bandera promocional más grande del mundo, con tres kilómetros de longitud y siete metros de ancho. Fue un alarde de fuerza y pasión. La pasión de los madrileños por albergar los Juegos Olímpicos de 2012. El tiempo, y el COI, nos dirán...

Más sobre: