Elena Tablada: toda la verdad sobre la joven que ha conquistado el corazón de David Bisbal

Modelo y estudiante de diseño
La joven, de veinticuatro años, mantiene una relación muy estrecha con el mundo de la moda. Aunque no es cierto, tal y como se ha dicho, que tenga una tienda de ropa en Miami Beach, sí que es verdad que colabora con un afamado diseñador norteamericano de zapatos y ropa de cuero, del que es imagen. Elena hace así sus pinitos como modelo en sus ratos libres, aunque sus aspiraciones se centran en el mundo del diseño, en el que espera destacar como creadora. Tiene claro que sus trabajos como maniquí son sólo un complemento a sus estudios y que no quiere centrar su vida en una carrera tan efímera.

Tampoco es cierto que su ilusión sea convertirse en cantante, información que se ha tergiversado porque, en su día, acudió a un foniatra (tenía nódulos en la garganta) llamado José Miguel Velásquez para que le educara la voz, quien, casualidades de la vida, es hoy el profesor de canto de David Bisbal. Se trata de una mera coincidencia, ya que cuando David comenzó sus clases Elena ya hacía tiempo que había terminado sus lecciones. Para seguir puntualizando, decir que Elena no ha sido ni es presidenta del club de fans de David Bisbal.

Su primer encuentro
Cuando su nombre saltó a los titulares por los rumores que la vinculaban con el cantante, se difundió su primera foto juntos, tomada hace tres años en el aeropuerto de Miami. Aquel encuentro fue totalmente fortuito. En aquella ocasión, Elena acudió a recoger a su tía al aeropuerto cuando se armó un gran revuelo de cámaras y fotógrafos. Casualmente, y por los avatares del destino, en ese avión también viajaba un joven cantante que respondía al nombre de David Bisbal. Al residir en Estados Unidos, Elena no estaba familiarizada con el programa Operación Triunfo y tan sólo tenía vagas referencias por su hermana, a quien llamó por teléfono para que le pusiera al corriente de quién era el cantante en cuestión. Fue precisamente su hermana la que le instó a que le pidiera un autógrafo, pero para ella. Y así se lo pidió a Bisbal, quien se mostró extrañado por el nombre tan poco usual: Naelé. Podía haber sido el destino, pero se volvieron a ver en años.

Citas en Miami

Los españoles residentes en Miami forman una piña. Así, coincidió que uno de los mejores amigos de Elena es el guitarrista español Rayito, que a su vez ha compuesto algunas canciones para David. Elena conocía las canciones que interpretaría Bisbal incluso antes de que él mismo las viera. Comenzó a escuchar su música y le gustó. Incluso se compró uno de los discos. No era una fan, pero sí una admiradora de su música. En los tres años en los que Bisbal ha ido y venido a Miami coincidieron en varias ocasiones, siempre casuales y con su grupo de amigos. Pero entre ellos no surgió la chispa. En sus salidas en grupo, prácticamente no hablaban y cada uno hacía su vida. Fue hace poco, muy reciente mente, cuando se comenzaron a conocer. Su amor, como vemos, no surgió como un flechazo, sino conociéndose poco a poco. De hecho, nunca pensó en que un día se convertiría en la novia de Bisbal, algo que incluso a ella le cogió por sorpresa.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más