Rocío Dúrcal reaparece tras su convalecencia: 'Por suerte soy una mujer muy fuerte'

La Academia de las Artes y las Ciencias de la Música concedió por unanimidad el Premio Latino a toda una vida a Rocío Dúrcal. El estado de salud de la cantante, que tuvo que ser operada de urgencia de una obstrucción intestinal días después de haber sido ingresada por una gastritis y cuando ya había se encontraba de nuevo en su domicilio, le impidió recoger el galardón durante la ceremonia de entrega de la XI edición de los mismos el pasado 21 de abril.

Tras unos días de convalecencia, Rocío reapareció por primera vez en público en un sencillo acto celebrado el pasado 17 de mayo en la sede de la Sociedad General de Autores para recoger en persona el premio de manos de Teddy Bautista y Luis Cobos, presidente y vicepresidente de la SGAE. Más delgada, con el pelo muy corto, debido al ciclo de quimioterapia al que tuvo que someterse durante algunos meses después de haberle sido descubiertas unas manchas en el pulmón a principios del pasado otoño, pero sobre todo guapa y optimista, la artista se mostró feliz de su reencuentro con los medios de comunicación a los que agradeció el trato y la preocupación mostrada por ella durante este período. La concesión del premio y la recuperación de Rocío coinciden además con el lanzamiento de Me gustas mucho, título que reúne en un CD y un DVD las mejores cuarenta canciones de su dilatada carrera.

¿Qué significa para ti este premio?
Pues significa muchísimo. Estoy muy contenta por haber recibido el premio, lo prometido es deuda, y por eso estoy aquí. Justamente cuando iba a ir a recogerlo me dio un arrechucho de esos fuerte y no tuve más remedio que dejarlo para más adelante, pero quiero dar las gracias a Luis Cobos, que hizo una presentación muy bonita durante la ceremonia de entrega, que estuve viendo desde el hospital. Afortunadamente ya estoy bien y he podido venir a recogerlo con muchísimo orgullo y mucho placer.
¿Qué tal te encuentras?
Me encuentro muy bien, gracias a Dios. Ha sido un pequeño susto que no tiene nada que ver con la quimioterapia ni con nada de lo otro, pero como yo digo, estas cosas son un poquito lentas y de repente te pueden dar un susto de otra cosa y hay que estar muy pendientes. Hay que ir despacito siempre y con buena letra. Hecho de menos el no poder estar danzando de un lado para otro que era lo que yo siempre hacía, pero tengo mucha suerte de estar en casa, de poder hacer cosas que no he hecho antes y también no ha pasado un solo día en el que mi marido o mis hijos me digan: ¿Estás bien? ¿Te pasa algo?. Afortunadamente creo que soy una mujer bastante fuerte.
¿Qué tipo de tratamiento tienes que seguir ahora mismo?
Pues ahora nada, tengo que comer un poquito mejor, porque como medio regular y engordar un poquitín. Puedo comer de todo siempre y cuando no sean grasas y no tengo que tomar nada. Así que hasta finales de junio que me tengo que hacer otro chequeo, pues a ver como ando, yo creo que bien.
¿La quimioterapia se acabó entonces?
Si, en diciembre terminé.
¿Qué dicen los médicos?
Pues están muy contentos conmigo y mi forma de ser, se lo pasan muy bien conmigo. Siempre tengo una recuperación fantástica y muy rápida, hago todo lo que me mandan, soy bastante obediente en todos los aspectos.

Más sobre

Regístrate para comentar