Albano: 'Yo sé que Ylenia se tiró al río y el Mississippi no perdona a nadie'

¿Y cómo es esta nueva etapa de tu vida que estás viviendo con Loredana y tus hijos?
Bueno, ninguno de mis hijos me ha hecho abuelo a mi edad. También tengo que decir esto: cuando mi casa se quedó vacía porque las hijas se marcharon con su madre a Roma y mi hijo viajaba por el mundo, había algo que no marchaba y a Loredana le decía siempre: "Quiero un hijo tuyo, pero la distancia es enorme, treinta años".Ella me decía: "¿Por qué me dices esto? Mi padre es hijo de dos personas que tenían treinta años de diferencia. Han tenido cuatro hijos y han vivido la vida". Todo esto correspondía a la verdad. Y, pensando en gente como Picasso, Anthony Quinn, Charlot, Segovia, pienso que cuando uno da con el sentido de la responsabilidad y trae al mundo una nueva vida es para sentirse satisfecho y contento. Para mí, la vida es un gran sentido de responsabilidad. Por ello estamos contentos y felices con mis dos nuevos hijos. Yasmine me hace recordar a Ylenia, pues es igual que ella cuando tenía su edad.

Y después de dos matrimonios, seis hijos y una carrera llena de éxitos, ¿te sientes un ser privilegiado?
Nunca he pensado en ser privilegiado, porque cada privilegio que me ha llegado me lo he tenido que sudar, y hasta con sangre alguna vez. Yo no vivo para tener éxito, sino que hago las cosas con pasión. Yo estoy siempre en busca de algo, nunca estoy contento. Soy el peor crítico de mí mismo.
¿Qué te gustaría borrar de tu vida?
Creo que es absurdo borrar algo que has vivido. Sin embargo, borraría todas las desgracias que han sucedido, aunque si tengo que pensar en lo que es la vida de un buen cristiano, las cosas negativas también sirven para entender el sentido de la existencia.

¿Por qué se acabó tu amor con Romina?
Bueno, más que el mío, se acabó el de ella. Entonces, la pregunta se la tienes que hacer a ella. Es una gran lástima, porque, si de mí dependiera, tendrían que pasar sobre mi cadáver para terminar con este tipo de unión. Pero también hay que combatir con el ADN de una persona, porque en el de Romina está presente el divorcio. Si piensas en su familia, su padre, Tyrone Power, se separó tres veces, y su madre, Linda Christian, otras tres. El divorcio es una meta para ellos. Recuerdo que hablando con una psicóloga en aquellos tiempos me dijo:«Los hijos abandonados, cuando se hacen adultos, abandonan ».
¿Y sabes perdonar?
Sí, pero no olvido.

Más sobre: