Britney Spears confirma su embarazo, en medio de rumores de crisis en su matrimonio

Después de varias semanas de rumores sobre el posible embarazo de la princesa del pop, Britney Spears y su marido, Kevin Federline, han confirmado que están esperando su primer hijo. La cantante lo ha hecho desde su página web en un escueto y sencillo mensaje dedicado a sus seguidores: "Queridos fans, ha llegado el momento de compartir la maravillosa noticia de que estamos esperando nuestro primer hijo. Se ha comentado que he estado este fin de semana en el hospital, Kevin y yo sólo queremos que sepáis que todo va bien. Gracias por vuestro apoyo y vuestras oraciones. Os quieren Britney y Kevin".

Con este comunicado Britney, de 23 años, ha querido despejar todas las dudas acerca de su embarazo y sus posibles complicaciones, algo que se apuntó después de que ingresara el pasado viernes en el hospital Sagrado Corazón de West Destin en Costa Esmeralda (Florida). Al parecer la artista se encontró indispuesta el viernes por la tarde y Kevin, de 27 años, decidió llevarla al hospital para que la examinaran. Tras una primera revisión médica, la cantante fue trasladada al cercano centro Fort Walton Beach a primera hora de la mañana del sábado. Fuentes cercanas a la pareja aseguraron ayer que la cantante se encuentra ahora descansando en casa y que todo está en orden.

EScapada de fin de semana
Kevin y Britney se habían escapado a un "lugar secreto" este fin de semana para "solucionar problemas personales", según informó la portavoz de la artista, Leslie Sloane. Y es que tras siete meses casados, son muchos los rumores que señalan que el matrimonio hace aguas y que las discusiones entre ellos forman parte de su rutina diaria. "Decidieron que, si había alguna esperanza de arreglar las cosas, tenían que hacerlo ellos solos. Por eso se escaparon este fin de semana, sólo le dijeron a un par de personas dónde iban", indicó una fuente cercana a la artista en el diario News of the World.

El testamento de la cantante
Britney, que ya había expresado hace meses su deseo de ser madre, se estrena en el mundo de la maternidad, no es el caso de su marido, quien tiene dos hijos, Kori de 2 años y Kaleb de 8 meses, fruto de una relación anterior. Niños, que por cierto, se ha sabido esta semana no figuran, al igual que el propio Kevin, en el testamento que ha dejado firmado la cantante. "Ninguno de las dos niños deberá considerarse como hijas de la cantante" dice el documento firmado por la cantante.

Según el National Enquirer esto sólo sería una de las muchas exigencias que figuran en este escrito notarial de 27 páginas, donde la estrella del pop especifica con todo detalle, quién recibiría, en caso de que falleciera, toda su fortuna que asciende en la actualidad a casi 93 millones de euros. En caso de morir repentinamente, todas sus posesiones y dinero irían a parar a su madre, Lynne, y sus hermanos Bryan y Jamie Lynn. Además, la prima de la cantante, Laura Covington, y dama de honor en su boda recibirá cerca de un millón de euros.

Más sobre

Regístrate para comentar