Manu Tenorio y Marisa Jara, la Navidad de una pareja enamorada

Es Manu Tenorio un hombre de mirada tranquila, de pausas meditadas, que prefiere mirar al futuro con respeto y sosiego, labrarse una carrera paso a paso, pero siempre con la seguridad por bandera. "Roma no se construyó en dos días", afirma ya asentado tras el vértigo que la fama le provocó a su paso por aquella antológica primera edición de "Operación Triunfo". Han pasado ya tres años y dice Manu que ha aprendido a disfrutar de su público, de su música y de su profesión. Tras una intensa gira veraniega en la que ha ofrecido más de sesenta conciertos, está inmerso ahora en la composición de las canciones que se escucharán en su nuevo disco, el tercero ya, que verá la luz en los primeros meses del próximo año.
Manu investiga en nuevos aires y sonidos para este trabajo: "Me gusta seguir evolucionando como artista y como músico, seguir explorando en otro tipo de producción, de sonido y en otra manera de concebir mi música y mis canciones". Y si en lo profesional las cosas le van bien, en el plano personal no podrían ir mejor, porque desde hace dos años y medio este sevillano de pura raza está viviendo una bonita historia de amor con la modelo Marisa Jara, una belleza nacida también a orillas del Guadalquivir. Manu y Marisa viven en Barcelona, donde él tiene su discográfica y ella la agencia de modelos que la representa.

Han pasado tres años desde tu salida de "Operación Triunfo" ¿Qué has aprendido en este tiempo?
He aprendido a disfrutar mucho con mi profesión, a acostumbrarme un poco más a ella y a las circunstancias que estoy viviendo. Digamos que he aprendido a convivir con lo que soy a partir de "Operación Triunfo". Necesité un tiempo para acostumbrarme a mi nueva vida. Estos años he aprendido a habituarme, a sentirme cómodo y a disfrutar de cada momento.
¿Dirías que ahora te sabes enfrentar mejor a la fama?
Pues sí, probablemente me haya servido para enfrentarme mejor a la fama y a la popularidad. Necesité un tiempo de adaptación. Cada uno tiene su personalidad, soy una persona sensible y las cosas me afectan muy directa y profundamente.
¿Marisa ha sido la balsa a la que te has asido cuando te encontrabas perdido?
Con Marisa he encontrado mucha estabilidad. Me la llevo de gira, pasamosmuchísimas horas juntos. Evidentemente es una referencia, un punto de estabilidad y equilibrio en mi vida. Está claro que ella ha sido un soporte para no perder la guía y el norte.
¿Qué momento dirías que estás viviendo ahora?
Estoy viviendo una etapa a nivel personal y laboral de afianzamiento, como si estuviese sentando las bases de lo que va ser mi futuro.
¿El matrimonio entra en esos planes de futuro?
Creo que la meta de una pareja es trabajar el día a día porque al final lograrás estar con esa persona todos los días. Eso es realmente el matrimonio para mí, el esfuerzo diario de que la relación vaya bien, que estemos a gusto, y así cuando un día te quieras dar cuenta resulte que lleves veinte años.

Más sobre: