Regreso triunfal de la vencedora de Eurojunior

El recibimiento que tuvo nada más llegar a España, en el madrileño aeropuerto de Barajas, ya le hizo presagiar lo que podría suceder en su regreso a casa. Decenas de personas acudieron hasta la terminal para aclamar y vitorear a la ganadora de Eurojunior, María Isabel LópezAnabel, Carolina, Sara y Alba.

Era un día de fiesta en la localidad de Ayamonte, en Huelva, miles de vecinos acudieron a la Plaza de la Laguna, situada en pleno centro de la ciudad, para festejar el triunfo de María Isabel en el certamen musical. La protagonista de la jornada salió al balcón del consistorio en compañía del alcalde de la ciudad, sus padres, María Isabel Rodríguez, Julio López, y su hermano Saúl. La triunfadora en Noruega demostró las tablas que atesora y no tuvo reparos en hablar en público, "¿cómo estáis?, ¿estáis contentos?, se interesó la jovencísima cantante antes de dedicar su éxito: "a todo el público, a toda España, a mi pueblo y a todos lo ayamontinos, muchísimas gracias".

No es de extrañar que la niña estuviera emocionada, la corporación municipal decidió concederla el título de hija predilecta, además le dedicará un parque, en el que se colocará un busto de la cantante. A petición popular, María Isabel cantó y bailó para los presentes su ya famoso tema Antes muerta que sencilla, con el que logró el primer puesto en el festival. Una forma de agradecer todo el cariño y el apoyo que ha recibido, como ella misma comentaba "esto es algo que no se puede explicar". Como colofón a un día tan emotivo ella y, en compañía de su familia, asistió a una cena organizada por el Ayuntamiento. Un punto de partida a los muchos compromisos a los que irá asistiendo María Isabel en los próximos días. De momento, ella parece feliz y encantada con todo lo que está viviendo.

Más sobre: