Confesiones de Gisela:" Soy como una princesa de hadas, de lo más pastelosa y romántica"

Das la imagen de ser una chica muy sensata y dulce, ¿cómo definirías realmente a Gisela?
Creo que soy indefinible e indescriptible (risas). Pienso que soy buena persona, simpática, alegre, profesional y responsable. Me gusta reír mucho porque es muy sano y me fortalece el alma.

Y cuando no estas sobre los escenarios, ¿en qué te gusta ocupar tu tiempo?
Si estoy en casa me gusta disfrutar de la paz de mi hogar, leer, estar con mi familia o ir a ver a mi caballo. También me gusta el cine, al teatro, salir con mis amigas y viajar. Y una cosa que me encanta es cocinar, especialmente hacer postres. Mi especialidad son las galletas con trocitos de chocolate.

Se acerca la Navidad, ¿tienes previsto pasar estas fechas tan especiales con la familia?
No, estaré en Valencia trabajando, aunque intentaré visitar a la familia.

¿Al nuevo año que le vas a pedir?
Para mí es muy importante mi familia, por eso pediré que estén a mi lado con salud, fuerza y alegría. Aparte, me gustaría seguir trabajando y encontrar a una persona con la que compartir todo mi éxito.

¿El corazón de Gisela no está ocupado?
Ahora mismo estoy conociendo gente, pero hay que irse conociendo porque yo viajo mucho y todo el mundo no entiende este ritmo de vida.

¿Qué tiene que tener un hombre para conquistarte?
Mucha paciencia (risas). Tiene que ser un hombre atento, muy sincero, fiel, cariñoso, pero sobre todo paciente y dispuesto a entregarse sin condiciones, a dar amor sin pedir nada a cambio.

¿Te consideras una mujer muy romántica?
Sí, soy como una princesa de cuento de hadas, de lo más pastelosa y romántica (risas).

¿Con qué sueñas ahora?
Que el musical que voy a estrenar pronto tenga éxito y que me vaya bien con la discográfica con la que voy a emprender un nuevo camino.

Más sobre: