Britney Spears, Kevin Federline y la hija de éste, Kori, posan como una familia feliz

Britney Spears y su novio, Kevin Federline, que contraerán matrimonio el próximo 20 de noviembre, están decididos a formar una familia feliz. La máxima preocupación de la cantante es que los hijos de su futuro marido- Kori, de dos años, y Shaz, que llegó al mundo el pasado 20 de julio, nacidos de la relación del bailarín con la actriz Shar Jackson- puedan pasar largas temporadas con ellos en la mansión que acaban de adquirir en Malibú.

Por lo pronto, Britney ya ha comenzado a ejercer su papel de madre con Kori, junto a quien la pareja ha querido posar en las imágenes que les ofrecemos en este reportaje, en las que aparecen muy felices y sonrientes con Lacy, la mascota de la artista, que hizo las delicias de la pequeña.

Mientras se especula aún sobre el lugar donde finalmente se celebrará la boda -podría ser el hotel Beverly Hills o en la mansión de Malibú, que tuvo que ser fumigada recientemente por las termitas- los preparativos siguen adelante. La madre de la artista, Lynne, ha confirmado en la página web de Britney, que ya han escogido el vestido de novia y que ambas están centradas en la organización del gran día. "Su vestido es el más bonito que podría haber".

Más sobre

Regístrate para comentar