Bautizo de Aitor y Antonio, los nietos gemelos de Rocío Dúrcal y Antonio Morales

Los nietos menores de Rocío Dúrcal y Antonio Morales, Aitor y Antonio, han sido bautizados el pasado día 1 de agosto, fecha elegida por sus padres, Antonio y Edurne, para que toda la familia pudiera estar presente en la iglesia del Beato Manuel Domingo Sol, de Majadahonda (Madrid), en una ceremonia que reunió además a los bisabuelos paternos de los gemelos, don Antonio y doña Carmen, felicísimos de poder celebrar este sacramento todos juntos, y más aún viendo el total restablecimiento de los niños, que nacieron prematuros cuando apenas llevaban seis meses de gestación, por lo que hubieron de permanecer dos meses en la incubadora hasta que fueron dados de alta, y que tienen ya once meses de edad.

Simpáticos y traviesos, congregaron a su alrededor a abuelos, tíos y primos en la fiesta que, tras la ceremonia, se celebró en la casa de la cantante y su marido, felices y orgullosos abuelos además de otro niño, Christian, el único hijo de Carmen Morales. También estuvo presente Shaila, la hermana menor de Antonio, que llevaba seis meses de promoción de su primer disco en México, motivo por el cual hubo que ajustar fechas para que todos coincidieran, al igual que los padres de Edurne, que se desplazaron desde Marbella, donde residen todo el año.

Aitor tuvo como padrinos a Javier, tío materno y cuñado, por tanto, de Antonio, y Mari Carmen, amiga íntima de su madre, y Antoñito a Carmen Mari, tía paterna, y Daniel, amigo del padre de los dos hermanos.Unos padrinos jóvenes, que se mostraron felices de haber sido elegidos. La fiesta, que se prolongó en la tarde-noche de este cálido verano en plena sierra madrileña, donde residen todos, fue el colofón perfecto.

Más sobre: