Marta Sánchez celebró en la intimidad familiar el primer cumpleaños de su hija Paula

Marta Sánchez, aunque lleva por dentro el reciente y profundo dolor por la muerte de Paz, su hermana melliza —está pasando el verano más triste de su vida—, sacó fuerzas de flaqueza y se vistió con una alegre tonalidad rosa para celebrar, en su chalé de la urbanización Parque Conde de Orgaz, de Madrid, el primer cumpleaños de su hija, Paula, al que asistieron algunos familiares, entre los que se encontraban su cuñado, Oscar Cabanas —es padrino de la boda de la cantante y, asimismo, padrino de la pequeña Paula—; su esposa y su hija.

Poco antes del mediodía, Marta, su esposo, Jesús Cabanas, y la pequeña Paula (cabe recordar que su madrina era la hermana de la cantante, que falleció el pasado 9 de julio)salieron de la casa para dirigirse a un tiovivo que hay en la citada urbanización. Después, la cantante se subió a los caballitos con Paula, haciéndolo a continuación su marido, Jesús Cabanas, momento que Marta Sánchez aprovechó para plasmar en imágenes la escena. Tras estar un largo rato en el tiovivo, Marta dio un pequeño paseo con Paula. Alrededor de las dos de la tarde, Marta, su marido y su hija, así como el hermano de Jesús Cabanas, su hija y su mujer regresaron al chalé de la artista, donde tuvo lugar un almuerzo familiar. En el momento de llegar a la casa, Marta posó amablemente con su hija para los fotógrafos.

La pequeña Paula llevaba un vestido rosa con adornos en tono naranja y unas sandalias a juego. La muerte de su hermana melliza, Paz, es el segundo duro golpe que recibe Marta Sánchez en los últimos años, dado que en 1998 perdió a su padre, el barítono Antonio Sánchez Campos. Afortunadamente, la cantante cuenta en estos difíciles momentos con el apoyo y el amor de su marido, el empresario Jesús Cabanas, con el que contrajo matrimonio el 20 de julio de 2002.

Más sobre: