Madonna: de 'chica material' a benefactora de la cábala

Madonna no deja de sorprender. Aquella que revolucionara el panorama musical en los ochenta con sus coreografías atrevidas y sus letras provocadoras, se ha convertido en una serena madre de familia en busca de la espiritualidad. La reina del pop ha donado unos 17 millones de euros para la construcción de una escuela, en la que puedan formarse los hijos de los seguidores de la cábala, aquellos que estudian incansables la interpretación mística y esotérica que los judíos daban a los textos bíblicos.

'Llamadme Esther
Madonna ya explicitó no hace mucho que quería cambiar el nombre y ser llamada como la bíblica reina Esther. No es éste el primer indicio de que la diva del pop está totalmente imbuida en la mística judía. De hecho, la cantante luce en su muñeca un cordón de hilo rojo, amuleto según la tradición judía para ahuyentar el mal de ojo. Y parece que funciona, porque la calma, la estabilidad y el éxito en todo cuanto toca está iluminando los días de Madonna. Su matrimonio con Guy Ritchie y, sobre todo, su maternidad, Lourdes María y Rocco, han hecho de Madonna una mujer nueva.

El viernes no habrá más conciertos
Otra de las medidas tomadas por Madonna ha sido negarse a actuar en viernes, el día sagrado según preceptos judíos.

Uno de los sueños más acariciados por la cantante es visitar Israel, coincidiendo con el año nuevo judío, pero no para mostrar sobre los escenarios la fuerza de su espectáculo, sino para refugiarse en el estduio de la mística judía. Y es que los tiempos de la chica material sin duda pertenecen al pasado.

Más sobre

Regístrate para comentar