Fotos y entrevista exclusiva con Britney Spears tras su compromiso Kevin Federline

La cantante y el bailarín se conocieron hace tres meses

Entonces, muy de repente, continúa Britney, yo dije: «¿Qué pasa si quieres casarte?». Y proseguí con algo así como preguntándole si querría casarse conmigo. Se lo pregunté.Y yo contesté que no, dice Kevin.
Él dijo que no, prosigue la cantante, porque pensaba que ese no era el modo adecuado de hacerlo.
A lo que responde él:
No era algo como: "¿Quieres casarte conmigo?. No fue tan directo. El modo en que lo dijo fue un poco como andándose por las ramas. Aun así, me cogió por sorpresa. Yo pensaba que se suponía que era el chico quien se lo preguntaba a la chica. Así que un par de minutos después fui y se lo pedí yo.

"LE DIJE QUE SÍ, POR SUPUESTO"

Pero yo había sido rechazada, prosigue Britney, y estaba un poco desanimada (ríe). No, no realmente. De algún modo sabía que él iba a volverse atrás y a pedirme que me casara con él. Y yo dije que sí, por supuesto.
La cabeza me daba vueltas. ¡Dios mío! Yo era feliz, comenta Kevin. Verdaderamente, no estaba pensando preguntárselo de inmediato, pero lo hice sin reservas. Llevaba un tiempo sabiendo que ella era la verdadera. ¡Oh!, cariño (le besa). ¿De verdad?, dice Britney emocionada. Sí, le responde Kevin. Cariño (más besos, continúa ella. Pero yo ni siquiera estaba pensando en hacer algo así debido al gran escándalo que había sucedido en Las Vegas (la cantante se casó con Jason Alexander en enero y el matrimonio fue cancelado cincuenta y cinco horas más tarde).
No tenía ni idea de que eso iba a convertirse en un lío tan grande. Aquello fue un completo ¡puf! No estaba enamorada en absoluto. En serio, era un amigo de mucho tiempo y nos volvimos locos en Las Vegas. Así que casarme con Kevin era lo último que estaba pensando hacer. Pero luego me dije: «Es mi vida y no me preocupa lo que piense la gente. Voy a casarme. Estoy enamorada de él».

Más sobre

Regístrate para comentar