Fotos y entrevista exclusiva con Britney Spears tras su compromiso con Kevin Federline

La cantante y el bailarín se conocieron hace tres meses

Aunque es una princesa del pop, como se la conoce,la famosa cantante Britney Spears recientemente se ha interesado por el rock (piedra preciosa). Por un diamante de cinco quilates, para ser exactos. El diamante, incrustado sobre dos delgadas bandas de platino, ya luce en su dedo anular izquierdo. Y sí, significa lo que usted piensa que significa. La semana pasada, la cantante, de veintidós años, confirmó que se ha prometido a su novio (se conocen desde apenas hace tres meses), el bailarín Kevin Federline, de veintiséis, y que está encantada. «Siento de todo, dice Britney Spears mientras se acurruca en el regazo de Federline. «Estoy emocionada, jubilosa, feliz. Me despierto por la mañana, miro este anillo y pienso: "¡Genial!"».

Federline ya se ha ganado la bendición de su futura suegra. «Los dos tienen buen "karma", ha dicho Lynne Spears. Creo que se adecúan uno a otro muy bien». Respecto a que las cosas avanzan un poco rápido, ha añadido: «No se puede programar el tiempo en las relaciones. Mi mejor amiga se casó en seis meses y llevan juntos veintiocho años. Hay que arriesgarse».
Aunque todavía Spears y Federline no quieren desvelar la fecha de la boda ni ningún detalle de ella («Deseo guardar en secreto algunas cosas», dice Britney), ambos se han sentado con el editor adjunto de «People», Todd Gold, para hablar de su relación, del anillo de compromiso y de cómo ha sucedido todo.

«¿QUIERES CASARTE CONMIGO?», LE PREGUNTÓ BRITNEY

Fue hace unas tres semanas dice Britney, y estábamos a bordo de un avión hacia Nueva York desde Islandia. Yo había acabado la parte europea de mi gira y estaba regresando a casa. Estaba lista para volver a Estados Unidos. Era realmente feliz. Kevin estaba conmigo, así que me había divertido mucho la gira. Llevábamos un par de horas volando y habíamos estado hablando todo el tiempo de cosas como la vida, el deseo de tener hijos, el futuro y todo tipo de cosas así. Era una conversación íntima. Siempre habíamos hablado de cómo algunas personas no quieren casarse cuando están enamoradas.
Uno puede pasar el resto de su vida con el otro si están enamorados, interviene Kevin.

Más sobre: