Declaraciones de Marta Sánchez tras la muerte de su hermana melliza

Marta Sánchez intenta hacer frente a uno de los momentos más dolorosos de toda su vida, tras el fallecimiento de su hermana melliza, Paz, el pasado 9 de julio ,a los treinta y ocho años de edad, a consecuencia de un cáncer que acabó por arrebatarle la vida.
Paz, que estaba casada y tenía un hijo de corta edad, trabajaba como administrativa en la Facultad de Derecho de la Universidad de La Coruña. Como informábamos la pasada semana, Paz fue incinerada en el cementerio de la localidad coruñesa de Santa Cecilia de Feáns. A su regreso a Madrid, Marta intenta, no sin poco esfuerzo, que su vida vuelva a la normalidad lo antes posible ,no sólo por ella, sino sobre todo, por su hija y por su esposo.
Vestida de blanco ,con gafas oscuras, no pudo evitar echarse a llorar al recordar la triste pérdida de su hermana, junto a la que se mantuvo inseparable los últimos días de su vida.

—Marta,¿cómo te encuentras en estos delicados momentos?
—Estoy muy mal, tristísima, pero tengo que seguir porque tengo una hija, un marido y una madre.

—¿Tu esposo se ha convertido en uno de tus principales apoyos?
—Sí ,mi marido es mi gran apoyo, igual que el de toda mi familia.

—¿Cómo habéis vivido estos últimos momentos?
—Ha sido una enfermedad muy larga, tres años y medio casi, y lo hemos pasado muy mal. Ella ha luchado hasta el final.

—Habéis contado con el apoyo in- condicional de familiares y amigos.
—Quiero agradecer a la gente que la ha cuidado en los hospitales de La Coruña y Alicante, porque ha sido maravillosa. Paz no se merecía otra cosa porque era un ángel .No se quejó ni un solo día de su enfermedad, que es lo que más admiramos.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más