Sheryl Crow y Lance Armstrong, amor en el 'Tour de Francia'

Desde que el pasado otoño se conocieran en una manifestación solidaria en Las Vegas organizada por André Agassi, Sheryl Crow y Lance Armstrong no se han separado. Juntos han viajado por el mundo acompañándose el uno al otro en sus respectivos compromisos profesionales, de un concierto en Bruselas a una carrera ciclista en Algarve, de una promoción discográfica a un duro entrenamiento.

Y así hasta el Tour de Francia donde el deportista, líder indiscutible de la carrera tras ganar hoy la cronoescalada de 15 km en Alpe D'Huez, está a punto de entrar en el Olimpo haciéndose con el sexto título. Sheryl pasa estos días junto a él, animándole y siguiéndole en cada uno de sus pasos y sobre todo, muy contenta: "Estoy feliz porque en este ambiente nadie me reconoce. Es algo increíble para mí. Todo esto del Tour me parece muy divertido", ha dicho la artista. "Lance es un hombre increíble, que tiene una gran fuerza y me hace disfrutar de la vida".

Por el momento la rockera tiene previsto permanecer una semana más en tierras galas hasta que sus próximos conciertos en Inglaterra la obliguen a separarse del pentacampeón, quien en la multitudinaria rueda de prensa que ofreció tras aterrizar en Lieja en su avión privado, afirmó que se está más fuerte y sano que hace un año.

Más sobre: