El bailarín y coreógrafo Antonio Gades muere en Madrid a los 67 años

El bailarín y coreógrafo Antonio Gades, uno de los grandes nombres del baile español de todos los tiempos, murió hoy en Madrid, a los 67 años de edad, víctima del cáncer con el que llevaba luchando desde hace varios años. Gades, que en noviembre próximo hubiera cumplido 68 años, murió sobre las cinco de la tarde en el Hospital Gregorio Marañón de Madrid, en el que llevaba ingresado desde hace varias semanas.

Su estado de salud empeoró el domingo pasado, momento en el que los médicos informaron a la familia de que la situación era de extrema gravedad. En el momento de su fallecimiento, estaban junto a Gades actual esposa, Eugenia Eiriz, con la que contrajo matrimonio recientemente, y sus hijas María, Tamara y Celia, nacidas de su unión con Pepa Flores. El pasado junio había viajado a Cuba para recibir de manos de Fidel Castro la Orden José Martí, máxima distinción de la isla para figuras del arte y la cultura.

El bailarín será incinerado en la más estricta intimidad y por expreso deseo personal suyo manifestado a sus hijas y a su viuda, no se realizará ningún tipo de acto fúnebre, según ha confirmado su familia en un comunicado oficial en el que explica que ha fallecido víctima de una enfermedad "contra la que venía luchando con valentía desde hace tres años". Antes de su muerte, Antonio Gades pidió a sus hijas y a su viuda que transmitieran "su más sincero agradecimiento a todos aquellos que han admirado y apoyado su obra y, de manera especial, a los que le han acompañado en la última etapa de su vida". La familia del artista se une a este "sentimiento de gratitud" y ruega a todos que respeten "el recogimiento" que Antonio Gades deseaba para el momento de su despedida. Asimismo, "expresa su profundo agradecimiento a los medios de comunicación por el respeto, discreción y cariño con el que le han tratado en el último periodo de su vida".

Más sobre: