Así es la fantástica hacienda de estilo español de Madonna y Guy Ritchie en Beverly Hills

A las diferentes mansiones que Madonna y su marido, Guy Ritchie, poseen en distintos lugares del mundo, han añadido recientemente la fantástica casa, una hacienda de estilo español, como a ellos les gusta definirla, enclavada en uno de los lugares más emblemáticos y lujosos de Los Angeles, Beverly Hills ,al lado de Hollywood. Aquí pasan largas temporadas con sus hijos, Lourdes María y Rocco, y les gusta recibir a sus familiares y amigos.
Se trata, como decíamos, de una mansión de estilo colonial español, de ocho habitaciones distribuidas en dos plantas, que fue construida en 1916 por Wallace Neff. Situada en una calle serpenteante con numerosos árboles, la casa, ciertamente atractiva y muy cómoda, es lo que allí denominan, en español, 'isla bonita'.

Madonna y Guy quedaron encantados cuando la vieron y decidieron adquirirla para convertirla en su residencia cuando viajaran a California. Para acondicionarla y decorarla a sus propios gustos, encargaron la labor a Christopher Ciccone, hermano menor de la cantante y experto en diseñar casas. Empresario y también diseñador de muebles, así como director de cine, vídeos y conciertos, Christopher ha realizado los diseños interiores de la mayoría de las residencias de su hermana. Ésta ha sido la última.

Un reto profesional
'Empecé con su apartamento en Nueva York —dice—. Mi hermana necesitaba a alguien que fuera con ella a buscar muebles, y confió en mi gusto. Simplemente me sentí parte de ello, y a Madonna le encantó'. Pero, a diferencia de las anteriores residencias de la cantante, ésta de la costa Oeste norteamericana significó un reto profesional para él, teniendo en cuenta que la casa debía acoger ahora no sólo a Madonna y su marido, sino también a sus hijos. 'Realmente, yo nunca tuve antes que diseñar para niños', cuenta Ciccone, quien incorporó en esta ocasión habitaciones informales en la planta baja y un sendero para bicicletas en el jardín. De hecho, la alegre presencia de los pequeños se nota por todas partes. Los dibujos de Lourdes María, a quien familiarmente llaman Lola, están pegados en el frigorífico y en otros muebles de la casa, y el columpio de Rocco está instalado en el cuarto de estar.
Llama la atención la decoración de uno de los salones preferidos por Madonna, con estampados de leopardo de dudoso gusto. 'Francamente, mi hermana tuvo que convencerme para hacer esto', comenta Christopher Ciccone con una sonrisa, y a ello añade, encogiéndose de hombros: 'Es divertido, muy de Hollywood'.

Más sobre: