Britney Spears, apasionado amor en las playas de Hawai

Britney Spears parece querer demostrar al mundo que la decisión tomada, el compromiso con el bailarín Kevin Federline, ha sido responsable y madura, producto del amor, más allá de los comentarios que corran a su alrededor y de la realidad que les circunda. Sin ir más lejos, Kevin Federline, padre de una niña de dos años con la actriz Shar Jackson, va a repetir paternidad este mes. Pero nada parece impedir a la nueva pareja vivir su amor con intensidad. De hecho, el accidente, durante el rodaje de un vídeo clip, sufrido por la cantante, les ha permitido más tiempo libre para viajar juntos.

Destino: Hawai
Este fin de semana la pareja ha viajado a Hawai, donde se han alojado en un prestigioso hotel que les había reservado una suite de nada menos que 2.000 dólares la noche. Todo un lujo propio de la princesa del pop. La pareja salió por la tarde, cuando el sol se hacía menos virulento, para disfrutar de la playa. La cantante -aún se apreciaba una cicatriz en la rodilla- permaneció acomodada en una hamaca, mientras su novio no dudaba en chapotear en el mar.

Aunque la pareja no ha querido precisar fecha para la boda (aunque, eso sí, la cantante luce un espectacular anillo de cinco quilates engarzado en dos finas bandas de platino con brillantes incrustados), todo apunta a que será el próximo mes de noviembre. Y esta vez, como apuntó Britney Spears: "Sí será por amor".

Más sobre: