Jennifer López y Marc Anthony, primera aparición juntos tras su boda

Jennifer López le quitó todo el protagonismo a su marido, Marc Anthony, en el concierto que este ofreció el pasado viernes en un local de Miami como parte de la promoción de su último disco, Amar sin mentiras. Y es que la artista hizo un alto en el rodaje de su última película, Monster in law y siguió el recital desde el segundo piso del establecimiento mientras el público presente coreaba su nombre sin descanso. "¡J.Lo, J.Lo, baja, baja!", coreaba la gente, pero Jennifer, con un atisbo de sonrisa en sus labios, prefirió permanecer detrás de la barandilla de cristal siguiendo las letras de la canciones y moviéndose al ritmo de los sones latinos que tanto le gustan. Hubo, según los que presenciaron el concierto, continuas miradas cómplices y gestos de cariño entre los recién casados, aunque no sucumbieron al deseo de los presentes de verles juntos sobre el escenario.

¡Te amo, Lola!
El repertorio de Marc Anthony abarcó algunos de sus éxitos y otras grabaciones más recientes: antes de comenzar, lanzó tres besos hacia el sitio que ocupaba su mujer y gritó "¡Te amo, Lola!, nombre con el que al parecer el cantante se refiere a Jennifer en la intimidad. Se escucharon canciones como Te conozco bien, Nadie como ella o Valió la pena y Tu amor me hace bien. A ritmo de salsa incluyó Hasta que te conocí, composición de Juan Gabriel que le ayudó a lanzar su carrera a nivel internacional. Tras cantar Libre, y tras unos cincuenta minutos de recital, el cantante se despidió del auditorio, pero regresó pocos segundos después ante los gritos de "otra, otra" que le lanzaron sus admiradores, entre ellas su mujer.

Les casó el abogado de Jennifer
La aparición de Marc Anthony y Jennifer López en este acto había generado una gran expectación. No en vano ha sido esta la primera aparición de la pareja tras su boda celebrada el pasado 5 de junio en la mansión que la actriz y cantante tiene en Beverly Hills. Fue, como se conoce, ante sólo cuarenta invitados (entre los que se encontraba Ricky Martín que les cantó una balada) que hasta el momento de ver a Jennifer vestida de novia creían que se trataba sólo de una "bonita" fiesta (eso ponía en las invitaciones). Con un vestido de color marfil, joyas de Neil Lane valoradas en más de ciento cincuenta mil euros y bajo los acordes de las Cuatro Estaciones de Vivaldi, Jennifer llegó al altar del brazo de su padre y dio el sí quiero a Marc Anthony. Les casó el abogado de la artista, Barry Hirsch, el mismo que también ofició sus nupcias con Cris Judd. Tan sólo unos días antes Marc Anthony había viajado a la República Dominicana para ratificar su divorcio con Dayanara Torres.

Unas sandalias de veinte mil euros
Varios son las especulaciones que rodean a los recién casados. Por un lado se habla de que su matrimonio podría ser invalidado en Estados Unidos por no aceptar sus leyes el rápido divorcio del cantante y la ex Miss Universo y por otro se dice que la pareja podría estar esperando su primer hijo. Nada al respecto se ha confirmado y mientras ellos siguen disfrutando de su nueva condición. Hace unos días se les vio en actitud muy cariñosa durante un descanso del rodaje de Monster in law y Marc Anthony le ha regalado a su esposa unas sandalias valoradas en veinte mil euros.

Más sobre: