Britney Spears, operada tras sufrir un accidente durante el rodaje de su nuevo videoclip

La princesa del pop sufrió un tropiezo mientras rodaba el vídeo musical de su último éxito ‘Outrageous’ junto al rapero Snoop Dog en Nueva York. Britney Spears practicaba la coreografía del movido videoclip, cuando su rodilla se dobló literalmente y cayó al suelo. La cantante gritó de dolor -según comentan testigos del accidente- y no paraba de decir que no podía moverse. Fue entonces cuando su guardaespaldas la levantó del suelo y, llevándola en brazos, la transportó hasta su coche para conducirla minutos después al hospital local más cercano.

Allí los médicos la sometieron a un escáner de la rodilla, tras el cual encontraron que Britney Spears tenía un cartílago articular desprendido, por lo que decidieron someterla a una artroscopia para descubrir el alcance de la lesión. Sus representantes han declinado hacer ningún comentario acerca de cómo transcurrió la operación, ni tampoco sobre el tiempo que la artista tendrá que guardar reposo.

Una lesión que viene de lejos
‘Dio un mal paso y sencillamente se hizo daño en la rodilla. Es tan sólo una recaída de una vieja lesión que tuvo bailando hace años’, comentó un representante de su discográfica. Es la tercera vez que la joven sufre una lesión en la misma articulación. Hace cuatro años, la cantante tuvo que ser operada, tras torcerse la rodilla durante una sesión de baile y a principios de año tuvo que cancelar varios conciertos al lesionarse durante su actuación en Illinois. Jive Records, su discográfica, aún no ha confirmado si la lesión provocará alguna cancelación dentro de su gira por Estados Unidos, que tiene previsto arrancar el próximo 22 de junio en Connectica.

Sus fans esperan ahora que éste sea tan sólo un pequeño mal paso, que no impida a Britney volver a subirse a los escenarios pronto. Cantar y bailar con su personal estilo, en nada parecido al de su última actuación durante el festival Rock in Rio celebrado el pasado fin de semana en Lisboa, en el decepcionó a sus fans con un espectáculo soso, de provocación medida y falto de espontaneidad, unido a la evidencia de que estaba cantando en play back.

Más sobre: