Madonna provoca la polémica en Irlanda meses antes de su actuación

A pesar de su imagen más reciente, como feliz madre y esposa, escritora de libros de cuentos para los más pequeños, Madonna, la reina del pop, no puede huir del escándalo. Ya no se sabe si es ella la que busca la provocación o si ésta le persigue. Aunque conociendo su talante perfeccionista, nada de lo que la rodea parece formar parte de la casualidad.

La nueva gira de la diva tiene una fecha marcada en rojo: su concierto en Irlanda. Ésta será la primera vez que la polémica artista cante en este país, con fama de conservador, actuación que ya de por sí, haría temblar los estamentos más puritanos de la sociedad. Pero las críticas hacía Madonna han venido por otro motivo, al confirmarse que actuará un domingo.

Así lo reconoció lord Henry Mount Charles, propietario del castillo donde actuará la artista en la localidad de Slane, quien aseguró que el domingo 29 de agosto era la única fecha factible.

Por el contrario, Joe Deegan, párroco de Slane, consideró la decisión de insensible en un país donde el 90% de la población es católica y calificó como una falta de consideración que las creencias religiosas de su congregación no fueran tenidas en cuenta.

La última vez que el castillo de Slane albergó un concierto de estas dimensiones, fue con motivo del espectáculo de Bob Dylan en 1984. Actuación que encendió la mecha de los posteriores disturbios que ocurrieron y que aún son recordados por algunos vecinos de la zona, quienes se oponen a cualquier tipo de concierto que les haga pasar por lo mismo.

De momento Madonna se mantiene al margen de la polémica, pero... ¿por cuánto tiempo?

Más sobre: