Chenoa se ha vestido de novia, aunque por el momento no para dar el sí quiero a David Bisbal sino por exigencias del argumento de su nuevo vídeo musical, Siete pétalos en el que aparece vengativa y despechada tras haberse quedado plantada en el altar enfundada en un espectacular traje nupcial creado para ella por Lorenzo Caprile.

¿Cómo ha sido el rodaje de tu nuevo videoclip, "Siete Pétalos"?
Está grabado en Aranjuez, no había estado nunca y me ha encantado, me he quedado fascinada. La historia tiene su parte cruel, es dura y desgarradora. De hecho a mi me costó muchísimo porque estoy haciendo un papel de ficción y es un poco duro de llevar y a nivel interpretativo aún más. Yo no soy actriz, soy cantante, aunque busqué recursos para poder hacer algo. En más de una escena salgo llorando de verdad porque me daba mucha tristeza. El vídeo tiene un punto agresivo un poco triste.
¿Serías así de agresiva si te enterases de que tu novio es infiel?
(Rie) Eso es ficción, ni la mitad de lo que le haría. Es broma, eso es un papel y me costó mucho hacerlo porque generalmente soy muy pacífica por eso salgo llorando más de una vez, me afectaba el papel.
¿Cómo te has visto vestida de novia?
Me ha encantado, pero creo que nos encanta a todas, es como de princesa. Es muy divertido y me gustó. Debajo del vestido llevaba las zapatillas deportivas porque tenía que correr -dice riendo- es un secretillo para bailar el vals si llevas todo el día con los tacones.
¿Y no pierde un poco de gracia que te hayas vestido ya de novia para cuando llegue el gran día?
¡Que va! Además se supone que ahí soy Chenoa, cuando me case seré Laura, yo juego con mis dos personalidades, menos mal que me las inventé. A la segunda va la vencida.

Más sobre

Regístrate para comentar