Madonna, una María Antonieta del siglo XXI

La ambición rubia, la mujer que se subió a un escenario a principios de la década de los ochenta y se mantiene en ellos desde hace veinte años. En la actualidad tiene 45, podría ser la madre de Britney Spears, pero prefiere protagonizar con ella un comentadísimo beso; porque Madonna no deja hueco al descanso, ni permite que las nuevas generaciones la condenen al ostracismo de viejas estrellas arrinconadas por artistas más jóvenes. Cada trabajo es un reto, las paredes de su casa acumulan cientos de discos de platino, ha vendido más de doscientos cincuenta millones de discos, es dueña de dos premios Grammy y entre sus logros está el de ser la artista femenina que más sencillos ha conseguido colocar en lo más alto de las listas de éxito y la segunda de la historia después de Elvis Presley.

Nada es fruto del azar, Madonna es, hasta el extremo, una perfeccionista, una insomne que no descansa ni un segundo. De sí misma ha dicho: "Estoy todo el tiempo corriendo, como un pato que huye para no ser decapitado". Y su deseo inflexible de llegar y mantenerse en la cima recuerda más a Terminator que a la simple chica de Buscando a Susan desesperadamente. Según ella..."cuando se desea algo verdaderamente, el mundo entero conspira para ayudarte a conseguirlo".

Ahora Madonna vuelve para sus admiradores. Cual Ave Fénix nace de nuevo y se reinventa con un nuevo tour con el que recorrerá Estados Unidos y parte de Europa y con el que pretende llegar a Israel. Es la primera gira mundial de la polifacética cantante en tres años y no podría llamarse de otro modo, "The reinvention tour". Caresse Henry, representante de la artista, ha confirmado que Madonna ya ha comenzado los ensayos de su nuevo espectáculo (iniciará las actuaciones el 24 de mayo en Los Ángeles para luego continuar en San Francisco, Nueva York, Boston, Filadelfia, Chicago, Atlanta y Miami. Después de Estados Unidos estará en Londres y París). "Está impaciente por volver a los escenarios para cantar las canciones desde sus comienzos hasta ahora".

"No hay duda de que esta gira confirmará la reputación que tiene Madonna como una de las artistas más excitantes en directo de nuestro tiempo", dijo su representante, quien anunció que los miembros de sus clubs de admiradores tendrán prioridad en la compra de entradas.

Más sobre: