Fran Perea habla de Verónica, su compañera en 'Los Serrano', con quien mantiene una relación sentimental

EN unos días empezará su gira por toda España. Ser cantante es el sueño del también actor Fran Perea. Tiene veinticinco años y una voz grave que apenas se corresponde con su físico, de apariencia tímida y frágil. Sin embargo, en seguida se ve que es un hombre seguro de sí mismo, decidido y con sentido del humor. Un gran trabajador. Es sensible, menos romántico que su personaje, Marcos, en .
¿Han cambiado muchas cosas desde que viniste, hace poco más de cinco años, de Málaga tan sólo con el título de actor y muchas ilusiones?
Lo único que ha cambiado con respecto a aquellos tiempos es que ahora estoy en una industria que mueve mucho dinero, pero mi trabajo es el mismo y la manera de tomármelo es la misma. Y como, además, estoy todo el día trabajando, tampoco noto mucho cambio, aunque he de reconocer que hay diferencias; por ejemplo, cuando salgo a la calle.
Ante este nuevo reto en tu vida, ¿cómo te sientes?
Estoy trabajando mucho para hacerlo bien. No tengo tiempo de pensar en nada más.
¿De aquel muchacho malagueño de hace diez años no echas nada de menos?
Echo de menos Málaga, con todo lo que significa: mi gente, mi familia, el sosiego frente al estrés... Porque yo soy andaluz andaluz, aunque tengo una parte leonesa. Pero si quieres trabajar tienes que ir donde está el trabajo. Por eso vine a Madrid.
¿No sientes vértigo entonces?
Lo único que me preocupa es que tanta actividad termine cansándome. Yo trabajo muchas horas diarias, y al final llega un momento en que me preocupa.
¿Hay una clave del éxito?
No, lo único que puedo decir es que si tienes una buena formación y trabajas con ganas, el éxito personal lo vas a conseguir. También depende de otros factores. Lo importante es hacer el trabajo bien y tener formación.

Más sobre: